Jair Bolsonaro habló sobre la masacre en la escuela de São Paulo

mar. 13, 2019

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, lamentó este miércoles el ataque armado en una escuela de San Pablo que perpetraron dos ex alumnos y que provocó la muerte de cinco niños y adultos y dejó una decena de heridos.

"Presto mis condolencias a los familiares de las víctimas del inhumano atentado ocurrido hoy en la Escuela Profesor Raul Brasil, en Suzano, São Paulo. Una monstruosidad y cobardía sin tamaño. ¡Que Dios conforte el corazón de todos!", publicó Bolsonaro este miércoles por la tarde en su cuenta de Twitter.

Bolsonaro se pronunció sobre la tragedia cerca de cinco horas después de ocurrida y en medio de la polémica desatada en las redes sociales sobre si su política de liberar el uso de armas pudo haber contribuido en la misma.

La Presidencia agregó que el gobernante no tiene previsto viajar a Suzano, un municipio del área metropolitana de Sao Paulo, para reunirse con los familiares de las víctimas, pero que será representado por su ministro de Educación, Ricardo Vélez.

Poco antes del mensaje del jefe de Estado, la Presidencia divulgó una escueta nota firmada por su secretaría de Comunicación en la que lamentó la nueva tragedia que vuelve a sacudir al país.

"Nuevamente nuestro país es sacudido por una gran tragedia. El Gobierno manifiesta su profundo pesar con lo ocurrido, y presenta sus condolencias y sinceros sentimientos a las familias de las víctimas de tan inhumana acción", afirma la nota de la Presidencia.

Guilherme Monteiro y Luiz Henrique de Castro, los asesinos de la masacre en São Paulo

Guilherme Monteiro y Luiz Henrique de Castro, los asesinos de la masacre en São Paulo

Según la Policía Militarizada de Sao Paulo, al menos cinco adolescentes fueron asesinados dentro de la escuela secundaria, así como dos empleados de la institución, por dos jóvenes de 17 y 25 años que dispararon indiscriminadamente antes de suicidarse.

Los autores de la matanza, armados con un revólver, una ballesta y un hacha y que usaron capuchas, habían asesinado a tiros poco antes de invadir la escuela a un tío de uno de ellos.

Los responsables, identificados como Guilherme Taucci Monteiro, de 17 años, y Luiz Henrique de Castro, de 25 años, eran exalumnos de la escuela, y el primero de ellos estudió en la institución hasta el año pasado, cuando se retiró por problemas que no fueron revelados por las autoridades.

Fuente: infobae.com