Hombre escapa de centro de rehabilitación para matar a su mamá y abuela
Autor:

Redacción Digital

Un escabroso asesinato se presentó en la localidad de Kennedy, en Colombia, cuando un hombre de 34 años se escapó de un centro de rehabilitación y se dirigió a su vivienda . Por ahora se sabe que su familia, aunque sorprendida, lo recibió y que mientras le preparaba algo de comida este arremetió contra su mamá, de 52 años, y su abuela, de 82. Las asesinó a las dos utilizando un arma blanca que tenía en su poder.

Los familiares alcanzaron a llamar al cuadrante de la Policía, avisaron que el hombre estaba arremetiendo de forma violenta en contra de las mujeres en el cuarto piso de la vivienda. Las autoridades acudieron de forma inmediata al lugar.

Las heridas fueron de tal magnitud que las mujeres perdieron la vida en muy poco tiempo.

El agresor, al parecer, tiene problemas psicológicos y se encontraba recluido en una fundación en donde recibía tratamiento médico por problemas de esquizofrenia y bipolaridad pero, según funtes consultadas por este medio, no había tenido antecedentes de violencia.

Un medio internacional pudo establecer que en la fundación en donde estaba se hacía un piloto para que algunos pacientes se comenzaran a reincorporar a la sociedad. Es decir, que pudieran trabajar o realizar actividades de la vida cotidiana, como cualquier ciudadano. La familia del agresor había aceptado feliz este proceso pero nunca imaginó que se iba a presentar semejante episodio de violencia.

El agresor venía de un proceso de mejoría y sus allegados estaban felices de ver su evolución. Llevaba 14 meses internado y nunca había manifestado su deseo de querer salir del lugar sin previo aviso o sin el permiso de las directivas de la fundación en donde se encontraba.

Policía asesina a un superior dentro de cuartel en Colombia

Hay una tercera persona herida, quien sería funcionario de este lugar. Él fue llevado al hospital de Kennedy y está recuperándose de las lesiones.

El coronel Ruben Darío Gaitán, de la Inspección de la Policía Metropolitana de Bogotá, dijo que el atacante está en proceso de judicialización en el que se va a determinar si hay evidencia médica de algún trastorno mental. “Toca verificar si esta persona es inimputable o, en cambio, estaba bajo los efectos de alguna sustancia“.