Habría asesinado a su hijo de tres años y escondió su cuerpo en el congelador
Autor:

Redacción Digital

Azuradee France, una mujer de 31 años, habría asesinado a su propio hijo, Chase Allen, de 3 años, a quien metió en el congelador luego de cometer el crimen. La policía hizo el trágico hallazgo durante una visita de control de bienestar.

France fue detenida en su vivienda en Detroit, Michigan, Estados Unidos. El fiscal del condado de Wayne, Kym Worthy, la acusó de asesinato, abuso infantil en primer grado, tortura y ocultación de una muerte, informó CNN.

Se desconoce cómo y cuándo ocurrió el homicidio del niño y cuánto tiempo permaneció el cadáver en el congelador, que ya estaba en estado de descomposición, dijo a los medios el jefe de la policía de Detroit, James White.

Una mujer ocultó su embarazo, parió en el baño y escondió al bebé en un anaquel

Se determinó que el pequeño Chase falleció en el sótano de su casa. Se trata de "un caso trágico... algo que nadie debería tener que ver", expresó White.

Azuradee tiene otros 5 hijos: una niña de 3 meses; un niño de 2 años; un niño de 5 años; un niño de 7 años y una niña de 9 años. “Los otros niños, imagínense lo que debieron haber pasado y lo que debieron haber soportado estando dentro de esa casa”, expresó conmovido el jefe de policía de Detroit, reseñó People.

Cuando la policía y los servicios infantiles entraron en la casa comprobaron que vivían en condiciones miserables, reportó New York Post. Los menores fueron evaluados en un hospital y luego puestos bajo custodia de los Servicios de Protección Infantil.

Sujeto asesinó a su esposa y la acomodó en un sillón en navidad

Imagen: Relacionada a la noticia

Aunque la madre de Chase se declaró inocente por la muerte del niño, sus familiares aseguran que ella tiene a antecedentes de maltrato infantil y que pudo cometer el homicidio.

“Lo hizo, no merecía pasar por lo que pasó”, dijo a un medio local Tyshanna France, tía de Chase Allen. Declaró que cuando el niño tenía dos meses de edad, su madre perdió temporalmente la custodia de todos sus hijos por maltrato infantil.

“Ella nunca debería haber recuperado a sus hijos después de eso”, manifestó Azvante Sauls, hermana de Tyshanna. Comentó que la última vez que vio a Chase tenía la cabeza más grande que su pequeño cuerpo. Agregó que hace un año el pequeño estaba ciego y sufrió una quemadura que su madre atribuyó a que el niño tocó una taza de fideos calientes.

“No, esa no es mi hija, traje un monstruo a este mundo y ni siquiera lo sabía”, expresó por su parte la madre consternada de Azuradee France, Toni Haynes, quien creó un GoFundMe para pagar los gastos del funeral y ayudar en la manutención de los 5 hermanos.

Los familiares y amigos realizaron una vigilia para despedir a Chase Allen, encontrado muerto en un congelador la madrugada del 24 de junio. Lanzaron al cielo globos verdes y blancos, para recordar a este niño dulce, tímido y de voz suave.