Galápagos: Iguanas rosadas están lejos de flujo de lava del volcán Wolf
Autor:

Redacción Digital

El área de vida de las iguanas rosadas, únicas en el mundo, está lejos de la zona de erupción y la de impacto del volcán Wolf, que inició un proceso eruptivo la madrugada de este viernes 7 de enero de 2022 tras siete años de relativa calma.

Así lo informó la Dirección del Parque Nacional Galápagos (DPNG) en un comunicado en el que apuntó que por ello "no se considera adoptar medidas adicionales para protegerlas".

Científicos descubren un pasaje subterráneo que conecta Galápagos con Panamá

La erupción del volcán Wolf, en el norte de la isla Isabela, la presenciaron guardaparques que se encontraban cerca de la zona realizando diferentes actividades de manejo del área protegida, así como operadores turísticos que navegaban por los alrededores.

Las iguanas rosadas (Conolophus marthae), especie única en el mundo, habitan en este volcán, situado en la isla Isabela, donde comparten hábitat con iguanas amarillas y las tortugas gigantes Chelonoidis becki.

En agosto pasado, expertos de diferentes organismos analizaron estrategias encaminadas a la conservación de la iguana rosada, una rara especie que suele habitar a 1.500 metros sobre el nivel del mar y de la que apenas se conoce su comportamiento o amenazas que enfrenta.

En el análisis participaron la Dirección del Parque Nacional Galápagos (PNG), Galapagos Conservancy, Island Conservation y Re:Wild.

Tras el último censo realizado a inicios de agosto pasado, en el volcán Wolf se calculó una población de 211 iguanas rosadas, si bien fueron localizadas y capturadas 53, el 94 % de las cuales habitaba sobre los 1.500 metros sobre el nivel del mar.

Entre las primeras acciones del plan de conservación figuran la recopilación de información, la construcción de una caseta permanente en el volcán y el control de especies introducidas depredadoras.