TC Televisión | FOTOS: las hermanas, tienen casi 90 años, y se resisten a abandonar la cueva donde es su hogar

FOTOS: las hermanas, tienen casi 90 años, y se resisten a abandonar la cueva donde es su hogar

ene. 22, 2019

Las hermanas Maria y Bruna, tienen casi noventa años, son las últimas vecinas de los “Sassi”, un barrio mísero de casas-cueva que el Gobierno italiano evacuó a mediados del siglo XX y que ellas se niegan a abandonar.

Las hermanas Maria (d) y Bruna (i) Fontanarossa. AFP/FILIPPO MONTEFORTE

Las hermanas Maria (d) y Bruna (i) Fontanarossa. AFP/FILIPPO MONTEFORTE

La vida nunca fue fácil en el olvidado sur italiano, en los "Sassi", un laberinto de casas excavadas en la roca donde los jornaleros sufrían la pobreza, la enfermedad y la insalubridad, además de una consecuente alta mortalidad.

Fue a mediados del siglo pasado cuando sobre este lugar cayó el apelativo de "vergüenza nacional" y para atajar la situación, el entonces primer ministro, el democristiano Alcide De Gasperi, ordenó su evacuación a nuevos barrios construidos con una ley en 1952.

Los "Sassi" de Matera. AFP/FILIPPO MONTEFORTE

Los "Sassi" de Matera. AFP/FILIPPO MONTEFORTE

Entre los pocos que se quedaron estaban las hermanas Maria y Bruna Fontanarossa y al día de hoy son las únicas naturales de los "Sassi" que siguen con vida y habitando la casa rupestre en la que nacieron: "Aquí moriremos", aseguran, casi orgullosas.

Han visto el fascismo, la guerra, la rehabilitación de su barrio natal y también la segunda vida que la ciudad parece gozar desde que en 1993 fuera declarada Patrimonio de la Humanidad por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) y ahora como Capital Europea de la Cultura para 2019.

Matera es famosa por sus grutas excavadas en la roca. AFP/FILIPPO MONTEFORTE

Matera es famosa por sus grutas excavadas en la roca. AFP/FILIPPO MONTEFORTE

A Bruna le disgusta el mundo que aparece en esa pantalla plana-la televisión-, pues advierte de que podrían revivirse los fantasmas de un conflicto bélico: "Es fea la guerra", zanja, antes de empezar a degustar la tarta de crema y cereza que su vecina le ha llevado.

Fuente: clarin.com