TC Televisión | Fin de un espantoso crimen: le abrieron el vientre para robarle a su bebé

Fin de un espantoso crimen: le abrieron el vientre para robarle a su bebé

oct. 31, 2018

En la ciudad estadounidense Fargo, en Dakota del Norte, una vecina llamó a Savanna LaFontaine-Greywind, que tenía ocho meses de embarazo, para que la ayudara con un trabajo de costura. Al llegar a su apartamento nunca pensó que moriría desangrada producto al abrirle el vientre para sacar a su bebé.

La pareja, culpable del asesinato, ha estado en juicio desde diciembre de 2017, apenas el mes pasado el novio de la asesina, William Hoehn, de 33 años, fue condenado a cadena perpetua.

Brooke Lynn Crews, vecina de LaFontaine, la golpeó y la dejó inconsciente. Fue entonces que Crews, de 38 años, usó un cuchillo para abrirle el vientre y sacar a la bebé. LaFontaine, de 22, estaba viva y trató de incorporarse al menos una vez mientras todo eso ocurría. Murió más tarde, desangrándose, y su cuerpo fue hallado días después en una bolsa plástica a la orilla de un río.

Los hechos ocurrieron el 19 de agosto de 2017 y el 2 de febrero pasado, el juez Frank Racek condenó a Crews a cadena perpetua sin derecho a libertad condicional.

Savanna Lafontaine-Greywind, la víctima, tenía ocho meses de embarazo cuando la asesinaron.

Savanna Lafontaine-Greywind, la víctima, tenía ocho meses de embarazo cuando la asesinaron.

Afortunadamente, la bebé, Haisley Jo, sobrevivió, y a sus seis meses de nacida fue vista en las audiencias en brazos de su padre, Ashton Matheny, con quien hoy vive. Matheny lloraba durante las sesiones, y luego declaró que era la primera vez que oía cómo había muerto su novia, con la que iba a casarse.

Haisley Jo, se llama la bebé sobreviviente del atroz crimen.

Haisley Jo, se llama la bebé sobreviviente del atroz crimen.

Haisley tomaba su primer aliento cuando su madre estaba tomando su último aliento.

El padre de la bebé le contó a la revista que tiene pesadillas recurrentes por lo que le pasó a Savanna, pero que está criando a su hija con la ayuda de sus propios padres y de los abuelos maternos de la niña.

Fuente: infobae.com