Esto tiene el queso “más peligroso” del mundo | TC Televisión

Esto tiene el queso “más peligroso” del mundo

La isla italiana de Cerdeña se encuentra en medio del mar Tirreno, mirando a Italia desde la distancia. Rodeada por un litoral de 1.849 kilómetros de playas de arena blanca y aguas color esmeralda, el paisaje interior de la isla se eleva rápidamente para formar colinas y montañas impermeables.

Y es dentro de estas curvas pronunciadas donde los pastores producen el casu marzu, un queso infestado de gusanos que, en 2009, el Guinness World Record proclamó como el queso más peligroso del mundo.

Las moscas del queso, Piophila casei, ponen sus huevos en las grietas que se forman en el queso, normalmente el fiore sardo, el pecorino salado de la isla.

Los gusanos eclosionan, abriéndose paso a través de la pasta, digiriendo las proteínas en el proceso, y transformando el producto en un queso suave y cremoso.

Entonces, el quesero abre la tapa -que casi no ha sido tocada por los gusanos- para sacar una cucharada del cremoso manjar. En ese momento, los gusanos del interior comienzan a retorcerse frenéticamente.

Algunos lugareños hacen pasar el queso por una centrifugadora para fusionar los gusanos con el queso. A otros les gusta al natural. Abren la boca y se lo comen todo.

Si uno es capaz de superar el comprensible asco, el marzu tiene un sabor intenso que recuerda a los pastos mediterráneos y picante con un regusto que permanece durante horas.

Algunos dicen que es afrodisíaco. Otros dicen que podría ser peligroso para la salud humana. Ya que los gusanos podrían sobrevivir a la picadura y crear miasis, microperforaciones en el intestino, pero hasta ahora no se ha relacionado ningún caso de este tipo con el casu marzu.

El queso está prohibido en la venta comercial, pero los sardos lo han comido, gusanos saltarines incluidos, durante siglos.

El casu marzu está registrado como producto tradicional de Cerdeña y, por tanto, está protegido a nivel local.

Sin embargo, el gobierno italiano lo considera ilegal desde 1962 debido a las leyes que prohíben el consumo de alimentos infectados por parásitos.

Lo más reciente