“Estaba helado, frío, no gesticulaba”: así rescataron un bebé de dos meses en el mar | TC Televisión

“Estaba helado, frío, no gesticulaba”: así rescataron un bebé de dos meses en el mar

La imagen de Juan Francisco Valle, rescatando a un bebé de dos meses, frío, amarrado a la espalda de su madre, que trataba de alcanzar la costa española, ha dado la vuelta al mundo. El guardia civil, de 41 años, uno de los ocho miembros que componen el Grupo Especial de Actividades Subacuáticas (GEAS) de Ceuta, lleva prácticamente dos días enteros en el agua junto a sus compañeros. “Hemos dormido ocho o 10 horas en total desde el domingo”, aseguraba, tras regresar del trabajo en las aguas fronterizas de España y Marruecos.

Explicó que el rescate se produjo el lunes en la zona de Tarajal. “La madre no podía con el bebé, se ahogaban, el guardia lo salvó”, dijo, citando a un portavoz de la Guardia.

No sabe si el bebé que rescató, “rígido, blanco”, es un niño o una niña. Cuando lo sacó del agua tampoco sabía “si estaba vivo o muerto”, confiesa. Juan Francisco Valle, que fue antes militar y ejerció como buceador de rescate en la Armada, ingresó en la Guardia Civil hace 12 años, y se preparó para desarrollar también dentro del instituto armado esa misma especialidad. Asegura que les entrenan para afrontar “casi cualquier situación en el mar”, pero nunca antes se habían encontrado ante “una marea humana” como esta, de “cientos de personas desesperadas”.

“Nuestro trabajo habitual consiste en recuperar cuerpos de muertos en las aguas, ya sean del mar, de un pantano o de un río. Pero en esta ocasión teníamos que rescatar a personas vivas, de todas las edades, en todas las condiciones, y discriminar entre tanta gente en el agua quién requería más urgentemente nuestra ayuda”, explica. “Cogimos al bebé, estaba helado, frío, no gesticulaba”, relata conmovido.

Los 600 guardias civiles destinados en Ceuta, aparte de los refuerzos que Interior ha establecido ante la mayor conflicto por causas migratorias que se recuerda con Marruecos, viven con mayor intensidad que nadie la llegada masiva de las más de 8.000 personas que han cruzado a nado o con precarias embarcaciones y elementos de salvamento desde el país vecino a la ciudad autónoma.

Lo más reciente