España enfrenta los incendios forestales en una ola de calor extremo
Autor:

Redacción Digital

Bomberos trabajan para sofocar numerosos incendios forestales en distintas partes de España, donde las llamas arrasan miles de hectáreas y obligan a desalojar poblaciones rurales, en medio de una ola de calor con temperaturas por encima de 40 grados que ha provocado más de trescientos fallecidos.

Los bomberos intentan controlar fuegos que amenazan estas poblaciones y espacios naturales como el Parque Nacional de Monfragüe, de punta a punta del país, desde la región de Galicia en el extremo noroccidental a Andalucía en el sur.

Solo las islas atlánticas de Canarias se libran de la alerta por calor extremo, que las previsiones meteorológicas advierten de que seguirá en los próximos días.

GRAVES INDENCIOS

Uno de los incendios que más preocupa es el que comenzó el viernes en la sierra de Mijas, en la provincia andaluza de Málaga, que afecta a un perímetro de 1.890 hectáreas y mantiene a 2.765 personas desalojadas de sus viviendas, ya que 300 de las 3.065 que fueron evacuadas pudieron volver a sus casas.

El resto permanece en casas de familiares y amigos o en pabellones deportivos habilitados para acogerlos en dos municipios de la zona afectada.

Las condiciones meteorológicas no son favorables, debido al ascenso de las temperaturas, para los medios aéreos y unos 280 bomberos que por tierra trabajan para sofocarlo, según datos del operativo contraincendios.

Las llamas también obligaron a desalojar un par de localidades en la provincia occidental de Cáceres, con más de cuatrocientos evacuados, y a cerrar al tráfico carreteras como la autovía A-5, una importante vía de comunicación con el centro del país.

Más de un centenar de evacuados permanecen en un espacio que Cruz Roja ha habilitado en la zona de Casas de Miravete, aunque pueden acudir a sus domicilios cuando lo necesitan acompañados de agentes de la Guardia Civil para dar de comer a sus animales o recoger enseres.

La evolución del fuego no es favorable y la prioridad es que no llegue al Parque Nacional de Monfragüe, uno de los principales espacios naturales protegidos en España.

Otra de las regiones más afectadas es Castilla y León, en el centro-norte, donde alrededor de una docena de fuegos amenazan poblaciones y hacen necesaria la intervención de efectivos de otras regiones y del Estado como la Unidad Militar de Emergencias.

Más de 260 vecinos que fueron desalojados pudieron regresar a sus casas, mientras otros 89 siguen alojados en un albergue atendido por Cruz Roja en la provincia de Salamanca, donde han ardido al menos 2.200 hectáreas.

Fuente: Agencia EFE.