TC Televisión | Escándalo en Google: protegió a tres altos ejecutivos acusados de abuso sexual

Escándalo en Google: protegió a tres altos ejecutivos acusados de abuso sexual

oct. 26, 2018

Aún cuando las investigaciones internas validaron las denuncias sobre abuso sexual, la compañía le pagó 90 millones a Andy Rubin, "el padre de Android”; negoció la salida del Amit Singhal, uno de sus vicepresidentes; y le mantuvo el puesto a Richard DeVaul, director de Google X.

Según reveló The New York Times, Google inició una investigación interna luego de que denunciará a Andy Rubin. En ella se concluyó que la denuncia era creíble. La empresa decidió su salida pero la negoció con una indemnización que incluyó el compromiso de no trabajar para los rivales. Nadie habló del escándalo y la competencia no se quedó con "el padre de Android"…

El periódico norteamericano destapó el caso. Rubin mantenía una relación extramarital con una empleada de Google, quien quiso terminar la relación en marzo. Ella aceptó reunirse con él en un hotel, donde dijo que la presionó para que le practicara sexo oral. La mujer presentó la queja en 2014 ante el departamento de recursos humanos de Google y la compañía comenzó una investigación.

Finalmente la empresa encontró creíble la queja contra Rubin y se decidió que debía abandonar la empresa… Así comenzó la negociación. Ese fue el negocio de 90 millones de dólares que hizo Google le impide a Rubin trabajar para sus rivales o "despreciar a Google públicamente".

Andy Rubin

Andy Rubin

The New York Times también reveló que en 2013, Richard DeVaul, director de Google X, el brazo de investigación y desarrollo de la compañía, entrevistó a Star Simpson, una ingeniera de hardware.

Ella fue invitada por el ejecutivo a un festival donde le ordenó que se quitara la blusa para hacerle un masaje. Luego de unas semanas se enteró que no ingresaría a Google. Ella esperó dos años para reportar el episodio a Google. En una declaración, DeVaul se disculpó por un "error de juicio". Dijo que Google X decidió no contratarla antes del festival y que no se dio cuenta de que no había sido informada… DeVaul permanece en la empresa.

Richard DeVaul, director de Google X

Richard DeVaul, director de Google X

El tercer ejecutivo protegido es Amit Singhal, un vicepresidente senior que en 2015 manoseó a una empleada en medio de un evento de la compañía. Los testigos dicen que estaba ebrio.

Google encontró la denuncia creíble pero no lo despidió: aceptó su renuncia, negoció un paquete de salida por el que pagó millones y le impidió trabajar para un competidor.

El medio norteamericano asegura que con este accionar, Google protegió sus propios intereses. Evitó peleas legales complicadas y costosas, y evitó que trabajaran para sus rivales.

Amit Singhal, vicepresidente senior

Amit Singhal, vicepresidente senior

Fuente: infobae.com