TC Televisión | Encuentran neuronas "perfectamente conservadas" en un cerebro vitrificado hace 2.000 años

Encuentran neuronas "perfectamente conservadas" en un cerebro vitrificado hace 2.000 años

oct. 03, 2020

Un equipo de investigadores italianos ha descubierto neuronas "perfectamente conservadas" en el cerebro vitrificado de una de las víctimas que pereció debido al calor extremo de la potente erupción del monte Vesubio hace casi 2.000 años, según anunció esta semana una de las universidades que participó en el estudio.

A principios de este año, los científicos dieron a conocer que habían encontrado tejido cerebral que curiosamente se convirtió en un material vítreo negro a causa de las temperaturas abrasadoras de la lava y ceniza que emergía del volcán en el año 79.

Ahora, un análisis más minucioso ha encontrado en los restos la presencia de neuronas cerebrales que parecen intactas a pesar del paso del tiempo.

Utilizando técnicas de microscopía electrónica de barrido y herramientas de procesamiento de imágenes, se hallaron una serie de estructuras que tienen la forma de neuronas y axones de un cerebro y parte de la médula espinal de una persona.

"El descubrimiento de tejido cerebral en restos humanos antiguos es un evento inusual, pero lo que es extremadamente raro es la preservación integral de las estructuras neuronales de un sistema nervioso central desde hace 2.000 años", comentó Pier Paolo Petrone, autor principal del estudio y antropólogo forense de la Universidad Federico II de Nápoles.

Según los autores de la investigación, publicada en la revista PLOS ONE, la conservación fue posible gracias a que el tejido humano quedó convertido en vidrio. "El proceso de vitrificación inducido por la erupción congeló las estructuras celulares del sistema nervioso central de esta víctima, preservándolas intactas hasta el día de hoy", agregó Petrone.

Además de las células nerviosas, los científicos también han podido encontrar otros elementos biológicos como proteínas de tejido cerebral, que demuestran que los restos no son solo una simple roca.

Los investigadores determinaron que para que el tejido cerebral quede vitrificado, debe haberse quemado rápidamente a una temperatura muy alta de unos 520° Celsius y luego enfriado rápidamente.

La erupción del Vesubio fue una de las más potentes de la historia humana, que diezmó las ciudades cercanas de Pompeya y Herculano. Muchas de las víctimas fueron cubiertas por la ceniza volcánica, mientras que otras fueron incineradas por el abrasador calor volcánico.

Fuente: https://actualidad.rt.com/