En alerta por  la gripe del tomate, un nuevo virus que apareció en India
Autor:

Redacción Digital

Los médicos de la India llevan alertando desde mayo de la aparición de un nuevo virus llamado “gripe del tomate”, que recibe ese nombre porque provoca una erupción de ampollas rojas y dolorosas en los infectados. Estas heridas pueden alcanzar el tamaño de un tomate, según recoge la revista médica The Lancet Respiratory Medicine.

La infección se detectó por primera vez en el estado de Kerala, en la India, en niños menores de cinco años. Según la fuente citada, hasta el 26 de julio de 2022 los hospitales de Kerala han informado de más de 82 niños menores de cinco años con la infección, y hospitales de Tamilnadu y Odisha también han reportado casos de gripe del tomate.

Se cree que puede ser una nueva variante de la enfermedad de manos, pies y boca, aunque también podría ser un efecto secundario de la fiebre chikungunya o del dengue en los niños, en lugar de una infección viral.

La infección se encuentra en estado endémico y se considera que no pone en riesgo la vida de los pacientes, pero la revista insiste en una “gestión vigilante para evitar nuevos brotes”.

Científicos detectan un virus letal en dos especies de murciélagos en la India

Imagen: Relacionada a la noticia

Los síntomas principales que se observan en los niños con gripe del tomate son fiebre alta, erupciones cutáneas (parecidas a las de la viruela del mono) y dolor intenso en las articulaciones. Un infectado también puede experimentar fatiga, náuseas, vómitos, diarrea, fiebre, deshidratación, hinchazón de las articulaciones, dolores corporales y síntomas similares a los de la influenza, que son similares a los que se manifiestan en el dengue.

¿Por qué se manifiesta más en los niños? Según The Lancet Respiratory Medicine, los niños corren un mayor riesgo de exposición porque las infecciones virales son comunes en ese grupo de edad y es probable que se propaguen mediante el contacto cercano.

Además, los menores también son propensos a esta infección al usar pañales, tocar superficies sucias y llevarse cosas directamente a la boca.

“Dadas las similitudes con la enfermedad de manos, pies y boca, si el brote de gripe del tomate en los niños no se controla y previene, la transmisión podría tener graves consecuencias al propagarse también a los adultos”, advierte la revista médica.

“Al igual que otros tipos de influenza, la gripe del tomate es muy contagiosa. Por lo tanto, es obligatorio seguir un cuidadoso aislamiento de los casos confirmados o sospechosos y otras medidas de precaución para evitar el brote del virus de la gripe del tomate desde Kerala a otras partes de la India”, señala The Lancet.