Lo que dice la gente cuando está a punto de morir

ene. 18, 2019

¿Qué ocurre con las últimas palabras? ¿Qué dicen aquellos que están respirando por última vez antes de perecer? En 2017, la BBC llevo a cabo un reportaje donde entrevistó a una serie de enfermeras del Hospital de la Universidad Royal Stoke, en Estados Unidos, que trataban con enfermos terminales.

Una de las curiosidades que repetían casi todas las profesionales es que los pacientes con enfermedades terminales a menudo podían (o parecían) predecir cuándo iban a morir, “algunos incluso afirmaban haber visto el cielo mientras estaban en su lecho de muerte”, según las enfermeras.

Este grupo ve cómo mueren los pacientes de forma rutinaria, y de la misma forma, conocen de primera mano qué hacen o dicen en las horas, días o semanas antes de que fallezcan.

Muchos tienen deseos básicos de morir, como ver a sus perros o tomar un trago de su bebida favorita o una taza de té, mientras que otros hablan abiertamente sobre su muerte inminente y, a veces, son capaces de predecir cuándo sucederá.

Según explicaba Nicki Morgan, una de las enfermeras: "Hemos tenido personas que dicen: 'Tengo 80 años en un par de semanas, tendré mi fiesta y luego me iré'. Y de forma totalmente inexplicable vemos que eso sucede".

Otra enfermera, Louise Massey, decía al respecto: “Hace muchos años, una paciente que se estaba muriendo estaba semiconsciente y decía que estaba feliz de morir porque habían visto el cielo y era maravilloso. Contaba de forma detallada que no estaba asustada de morir”.

Lisa Smartt, especialista en lingüística en la UC Berkeley, contaba que las últimas palabras de su padre, un psicólogo, fueron “Gracias por todo, te quiero, pero es suficiente”. A la mañana siguiente había fallecido.

De aquellos últimos días con su padre acabó teniendo una idea que germinó en el libro Words on the Threshold, una pieza sobre los patrones lingüísticos en 2.000 declaraciones de 181 personas moribundas (incluyendo su padre).

Un patrón común que observó fue que cuando los moribundos usaban pronombres como “este” y “esto”, no se referían a nada:

Por ejemplo mi padre: Una vez dijo: “Quiero sacar esto a la tierra de alguna manera ... Realmente no sé ... no más ataduras de la tierra”. ¿A qué se refería con “estos”? Su sentido de su cuerpo en el espacio parecía estar cambiando. “Tengo que bajar allí. Tengo que bajar ”, dijo, aunque no había nada debajo de él.

También contaba que los moribundos repetían palabras y frases, y a menudo no tenían sentido: “¡La dimensión verde! ¡La dimensión verde” (la repetición es común en el habla de las personas con demencia y también de las delirantes)”. Smartt encontró que las repeticiones a menudo expresaban temas como la gratitud y la resistencia a la muerte. Pero también hubo motivos inesperados, como círculos, números y movimiento.

La mayoría de los trabajos de investigación recuerda que las últimas palabras no están exentas de “sencillez”. Por ejemplo, los médicos encuestados suelen coincidir en una cosa: si hubiera que elegir las palabras más repetida antes de morir, perfectamente podría ser “Oh, mierda”, seguido de los nombres de las esposas, maridos, parejas o hijos.

Los expertos también señalan que cada muerte es única, lo que presenta una variabilidad con la que la ciencia tiene dificultades para lidiar.


Fuente: gizmodo.com