TC Televisión | "Ella controlaba cuándo podía comer": el testimonio de un hombre violentado por su esposa

"Ella controlaba cuándo podía comer": el testimonio de un hombre violentado por su esposa

dic. 21, 2018

El abuso psicológico y físico al que fue sometido Dean le provocó un colapso y serias complicaciones financieras. Ahora vive en una casa que acoge a hombres maltratados y su testimonio rompe el estridente silencio en el que viven los varones víctimas de abusos por parte de sus parejas.

"Ella controlaba mi dinero y cuándo podía comer", denunció en un programa radial de la BBC el hombre británico que utilizó un seudónimo para mantener el anonimato.

Gracias a la intervención del Servicio de Abuso Doméstico de Northamptonshire (NDAS, por sus siglas en inglés), Dean pudo recibir atención en uno de los nueve refugios disponibles en Reino Unido para hombres maltratados.

"Me tiraba cosas a la cabeza, platos. De hecho, tengo hasta una marca que muestra lo que me hizo", detalló el hombre que lleva más de 10 años alejado de su familia por voluntad de su expareja.

En los momentos más cruentos de la violencia intrafamiliar de la que fue presa, Dean estuvo supeditado al alimento que su mujer le permitía comer, así como al dinero que le permitía usar de su sueldo.

"Ella era bastante controladora, solía sacar dinero de mi cuenta cuando recibía mi sueldo".

Un colapso por deshidratación fue el punto de inflexión para que Dean buscara ayuda. Ahora acepta que parece "estúpida" su circunstancia, sin embargo expertos reconocen que es una situación complicada para quien lo padece.

"Los hombres a veces no reconocen que son víctimas y no son capaces de verlo. Nunca han conocido qué opciones de ayuda hay a su disposición", estableció a la cadena británica Matthew Cunningham, asistente de la casa donde vive Dean.

Al igual que muchas víctimas de abuso intrafamiliar, Dean vivió en silencio su problema.

En México hasta un 40 % de la población masculina ha padecido algún tipo de maltrato de parte de una mujer, según cifras de la ONG "Colectivo hombres sin violencia".

Por vergüenza o desconocimiento, solo el 4 % de las víctimas ha denunciado ante las autoridades agresiones que se contabilizan desde golpes con las manos, rasguños y tirones de cabello, hasta atentados con objetos contundentes.

Estadísticamente sigue siendo abrumadora la diferencia entre los casos de mujeres víctimas de violencia intrafamiliar que de hombres. Un estudio de 2013 de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC), reveló que un tercio de las víctimas de homicidio por parte de compañeros íntimos son varones, por dos tercios de féminas.

Fuente: infobae.com