El Salvador aprueba ley para crear más cárceles sin lujos en medio de detenciones masivas
Autor:

Redacción Digital

El Congreso de El Salvador aprobó ayer una ley para agilizar la construcción de nuevas prisiones, en momentos en que el gobierno mantiene una ofensiva contra las pandillas y ha detenido a más de 13 mil de sus presuntos integrantes en menos de un mes.

La normativa fue aprobada con los votos de 64 diputados aliados del presidente Nayib Bukele, de los 84 con los que cuenta la Asamblea Legislativa. A fines de marzo, el parlamento aprobó un régimen de excepción que tiene a policías y militares a la caza de presuntos pandilleros.

A esas agrupaciones se les atribuye el asesinato de 87 personas entre el 25 y 27 de marzo, lo que motivó la ofensiva liderada por Bukele.

La denominada “Ley Especial para la Construcción de Centros Penitenciarios” establece el marco regulatorio para "la planificación, diseño, construcción y mantenimiento de los centros penitenciarios que sean necesarios, en razón del incremento de la población privada de libertad".

De acuerdo con la normativa, será el Ministerio de Obras Públicas la entidad encargada de la construcción de las nuevas prisiones y con la posibilidad de que pueda establecer “convenios” con empresas privadas para tal fin.

Las prisiones serán operadas por la Dirección General de Centros Penales. La ley aprobada no establece un número específico de prisiones a levantar, que se sumarán a la veintena de cárceles que ya existen.

"Sin lujos ni comodidades"

Las prisiones serán operadas por la Dirección General de Centros Penales. La ley aprobada no establece un número específico de prisiones a levantar, que se sumarán a la veintena de cárceles que ya existen.

"Ahora se puede decir que en las cárceles se cumple la ley y en los centros penitenciarios que se construya no habrá lujos, ni comodidades, sino lo necesario para quienes se quieran rehabilitar, no más", señaló el diputado del oficialista Nuevas Ideas, Caleb Navarro.

La ley debe ser promulgada por el presidente Bukele y publicada en la gaceta oficial para entrar en vigor.