TC Televisión | Un príncipe vendió su castillo por 1 dólar, ¿por qué?

Un príncipe vendió su castillo por 1 dólar, ¿por qué?

dic. 05, 2018

Un dólar con 13 centavos: este fue el precio exacto que cerró la compra de uno de los castillos más espectaculares de Europa: el castillo de Marienburg, en el Estado de Baja Sajonia, Alemania. Propiedad del príncipe Ernesto de Hannover, el aristócrata explicó por qué entregó esta magnífica propiedad al estado por una cuantía irrisoria.

"Ya no podía seguir haciéndome cargo de los gastos" admitió el príncipe.

Según informó el jefe de la casa Güelfa, probablemente la dinastía más noble de Alemania, ya no podía continuar costeando las obras de restauración y conservación que requiere el colosal inmueble. El mantenimiento del castillo, de 135 habitaciones, estaba exterminando su riqueza personal.

Así, a pesar del simbólico precio de venta, la realidad es que para no convertirse en ruina, la que fuera residencia oficial de la noble familia obliga a desembolsar una inversión de treinta millones de euros, es decir, 34 millones de dólares americanos, para restaurarlo.

El príncipe Ernesto Augusto de Hannover.

El príncipe Ernesto Augusto de Hannover.

La costosa inversión será pagada por el Estado a partir de 2020, momento en el que comenzarán las obras de rehabilitación que se costearán con 27 millones procedentes del gasto público.

"Ha sido una decisión de una gran importancia para mi familia" explicó el príncipe. "Hemos encontrado una buena solución que permitirá que el palacio y su inventario puedan conservase para el público" añadió.

Aún se desconoce la finalidad que se le dará al castillo, una vez se acometan las urgentes obras. Lo más probable es que se convierta en un museo y un hotel. De su gestión se hará cargo la inmobiliaria Liemak Inmobilien GmbH, una filial de Klosterkammer.

Su Historia

El castillo se remonta a 1857. Ese año, Jorge V de Hannover llevó a su esposa Marie a una colina situada a 135 metros de altura. Allí le anunció que en ese cerro construiría un castillo de ensueño en su honor, inspirado en el medievo por la afición de Marie a los cuentos de hadas. Un año después comenzaron las obras, aunque Jorge V nunca llegó a ver el edificio final, de estilo romántico, por la ceguera que padecía desde edad temprana. Ese idílico lugar acogía en 2017 la boda del hijo mayor de Ernesto de Hannover, Ernesto Augusto Jr. de Hannover con su prometida, Ekateryna Malysheva.

Fuente: infobae.com