El papa Francisco llegó a Canadá para pedir por abusos en internados cristianos
Autor:

Redacción Digital

El papa Francisco llegó a Canadá para iniciar una visita de seis días que estará marcada por el pedido de perdón a los pueblos indígenas por los abusos cometidos en internados manejados por la Iglesia entre fines del siglo XIX y la década de 1990.

El pontífice aterrizó este domingo en el Aeropuerto Internacional de Edmonton, en el Oeste del país, a donde llegó acompañado por medios a bordo del avión papal tras 10 horas de viaje desde Roma antes de ser recibido en la pista por el premier Justin Trudeau.

​"Es un viaje penitencial", reiteró el pontífice de 85 años durante el vuelo, antes de saludar a los periodistas que lo acompañaban.

Previo a su partida de Roma, el papa envió un mensaje en Twitter a sus "queridos hermanos y hermanas de Canadá".

"Vengo entre ustedes para reunirme con los pueblos autóctonos. Espero que, con la gracia de Dios, mi peregrinación penitencial pueda contribuir al camino de reconciliación ya iniciado. Por favor, acompáñenme con la oración", escribió.

La visita de seis días será probablemente consagrada a las poblaciones amerindias autóctonas que hoy representan el 5% de los habitantes de Canadá y que se identifican en tres grupos: Primeras Naciones, Metis e Inuit.

Estos últimos fueron sometidos durante décadas a una política de asimilización forzada, principalmente a través de un sistema de pensionados para niños, subvencionados por el Estado pero administrados en su gran mayoría por la Iglesia.

Alrededor de 150.000 niños autóctonos se matricularon desde finales del siglo XIX hasta la década de 1990 en 139 escuelas residenciales, donde pasaron meses o años aislados de sus familias, su idioma y su cultura.

Muchos de ellos fueron abusados ​​física y sexualmente por directores y maestros y hasta 6.000 fallecidos por enfermedad, desnutrición o negligencia.

El pontífice argentino, que planea reiterar las disculpas presentadas en Roma a las delegaciones canadienses que lo visitaron en abril, podría igualmente efectuar algunos gestos simbólicos, como la restitución de objetos de arte indígenas conservados en el Vaticano desde hace décadas.