TC Televisión | El estado anímico de Joaquín "El Chapo" Guzmán preocupa a sus abogados

El estado anímico de Joaquín "El Chapo" Guzmán preocupa a sus abogados

sept. 03, 2019

Luego de su traslado a la prisión de máxima seguridad de ADX Florence, también conocida como la "Alcatraz de las Montañas Rocosas" o "Super Max" ubicada en Colorado, Estados Unidos, Joaquín "El Chapo" Guzmán se encuentra "muy triste" aseguró Marc Fernich, abogado de quien fuera el líder del Cártel de Sinaloa.

El Diario de Nueva York asegura que tras visitarlo en la prisión, Fernich y la abogada Mariel Colón notaron a "El Chapo" muy cambiado:

"estaba triste, completamente diferente en su comportamiento, hasta de sus ojos", señaló el defensor.
"Incluso su cabello, le afeitaron la cabeza. No importa si ha sido condenado por los crímenes más atroces o crímenes horribles, no creo que nadie merezca ser tratado de esa manera", aseguró Fernich.

Quien causó gran expectativa a su llegada fue Emma Coronel, la joven esposa de "El Chapo".

A su arribo lució cabizbaja, vestida con una blusa blanca, chaleco negro, cabello suelto y lentes oscuros. A Emma se le veía distraída, mirando el suelo de la corte mientras se desarrollaba la audiencia. Guzmán Loera la buscó con la mirada, pero pocas veces la encontró.

Ese miércoles fue el último día que pudieron verse, ya que el estricto reglamento de la prisión ADX Florence no permite visitas ni llamadas por teléfono.

Quienes también estuvieron presentes fueron Rosa Isela Guzmán, presunta hija de "El Chapo" quien llegó junto a una prima, identificada como Dania.

La gran ausente fue la madre del Chapo, María Consuelo Loera Pérez. No pudo viajar para ver por última vez a su hijo, debido a que las autoridades estadounidenses le negaron la visa humanitaria, argumentando que "nadie que tenga vínculos directos o indirectos con el narcotráfico, podía ser candidato a una visa".

El gobierno de EEUU acusó al Chapo de traficar o intentar traficar 1.213 toneladas de drogas a Estados Unidos a lo largo de un cuarto de siglo, así como 1,44 toneladas de base de cocaína, 222 kg de heroína, casi 50 toneladas de marihuana y "cantidades" de metanfetaminas.

Durante el juicio, la acusación presentó pruebas de que ordenó la muerte o torturó y mató él mismo a por lo menos 26 personas o grupos de personas, incluidos supuestos informantes, narcos rivales, policías, socios y hasta familiares.

La sentencia llegó el 17 de julio: cadena perpetua más 30 años, los cuales ya cumple en la temida prisión de ADX Florence.

Fuente: infobae