Él es la persona de confianza que lava la ropa sucia de grandes estrellas musicales

ene. 31, 2019

Hans-Jürgen Topf lava la ropa sucia de las grandes celebridades de la música. Literalmente. Ha recorrido el mundo con su servicio de lavandería portátil para ofrecer ropa limpia a Madonna, U2, Beyoncé, Elton John, Pink, The Bee Gees, Phil Collins.

Hace poco, por ejemplo, su empresa, Rock'N'Roll Laundry, compartió siete meses de gira por dos continentes durante el tour Experience+Innocence de U2.

Este alemán que reside en Berlín, hijo de emigrados de la ex República Democrática Alemana, conoce qué se olvidan en los bolsillos las estrellas, pero también las personas que trabajan en las giras musicales: un equipo de 150, por ejemplo, en el caso de U2.

Der Topf, como se hace llamar, tiene equipos que se bajan del transporte en los mismos baúles que la tecnología de sonido, pero contienen lavadoras y secadoras.

Las lavadoras y secadoras llegan a los sitios de los recitales en baúles, como el equipo de sonido.

Las lavadoras y secadoras llegan a los sitios de los recitales en baúles, como el equipo de sonido.

"Mi buena reputación es reconocida", dijo Topf a The New York Times. La lavandería difícilmente sea un tema para la industria musical, y sin embargo hasta el más rebelde de los artistas quiere su ropa bien limpia, perfumada y doblada. "Antes nadie tocaba el tema de la lavandería, nadie quería aprender a hacerlo", dijo, sobre ese mundo.

Sólo una vez arruinó una prenda, un chaleco de 3.000 dólares de Janet Jackson, y en otra ocasión encogió unos pantalones dorados de David Hasselhoff. Pero conserva el trauma de la furia de Joe Cocker cuando una línea decolorada se insinuó en uno de sus pantalones al regreso de la lavandería.

"Hoy la mayor parte de los ingresos de Topf provienen de rentar máquinas lavadoras a las producciones de las giras", cerró su perfil el Times.

Fuente: infobae.com