El ecuatoriano Diego Caiza, entre los 50 mejores docentes del mundo

El maestro ecuatoriano, Diego Caiza Guevara se encuentra en la lista de los 50 mejores docentes del mundo designados por Fundación Varkey, mediante el Global Teacher Prize 2021, y competirá por el premio de un millón de dólares.

Este premio se concede anualmente a un profesor excepcional que haya contribuido a la formación y la excelencia académica; cada año tienen miles de postulaciones, por lo que el ganador es considerado como “El mejor maestro del mundo”. La premiación será en diciembre de este año.

¡EN VIVO! Nuevo reporte sobre casos de COVID-19 en Ecuador

Imagen: El ecuatoriano Diego Caiza, uno de los 50 mejores docentes del mundo. Foto: Ministerio de Educación.
El ecuatoriano Diego Caiza, uno de los 50 mejores docentes del mundo. Foto: Ministerio de Educación.

Diego Caiza es ingeniero en Sistemas y especialista en Tecnología para la Educación e Innovación; lleva 25 años en la docencia, tiene experiencia como líder y desarrollador de Proyectos Educativos Innovadores. Fue finalista en el Concurso de Excelencia Educativa que organiza Fundación FIDAL, por lo que ha sido premiado con incentivos tecnológicos y capacitaciones.

En 2018, Caiza viajó a Israel por 20 días para participar del seminario “Educación para el Desarrollo Sostenible”, que incluyó talleres, visitas a instituciones del sistema educativo israelí y recorridos turísticos.

En un video en el que se resume la geolocalización de todos los aspirantes del concurso, es posible ver que Diego Caiza es el único de Ecuador y uno de los ocho seleccionados de América Latina.

VIDEO: Ecuador y otros 4 países firman carta de unidad ante emergencia por coronavirus

Según una publicación del Global Teacher Prize 2021, se reseña que el ecuatoriano Diego Caiza empezó en la docencia desde los 12 años. En ese tiempo se ofreció como voluntario con los Salesianos para enseñar a los niños más pequeños durante las vacaciones de verano.

El docente ha asegurado que si gana el Global Teacher Prize, creará una fundación que utilizará aulas móviles (buses) para llevar computadoras, conectividad a Internet y conocimientos STEM a niños de las áreas más remotas de Ecuador. “Los estudiantes podrían poner en práctica sus ideas y estar capacitados para resolver problemas en su área local. Las aulas móviles se trasladarían luego a otras comunidades una vez cumplida su misión”, concluye.