El creciente brote de la variante delta en China llega a Wuhan

El brote de la variante delta del nuevo coronavirus en China llegó a Wuhan, el epicentro original de la pandemia, lo que ha provocado que se hagan pruebas en toda la ciudad mientras las autoridades se esfuerzan por contener las primeras infecciones locales que se registran en la ciudad desde hace más de un año.

China está lidiando con su peor brote en meses, con más de 300 casos detectados en más de dos docenas de ciudades de todo el país. El país cuenta ahora con 144 zonas de riesgo medio y alto, el mayor número desde el brote inicial de principios de 2020, según informó el miércoles la Comisión Nacional de Salud.

La velocidad y la magnitud de la propagación han provocado restricciones masivas en los viajes nacionales, con la suspensión de todos los servicios de autobuses interurbanos, taxis y alquiler de autos en línea en las zonas de riesgo medio y alto. Las autoridades chinas de inmigración también prometieron "restringir estrictamente los viajes transfronterizos no urgentes e innecesarios", incluyendo el endurecimiento de la emisión de pasaportes para los ciudadanos chinos.

OMS: evidencias sugieren que el coronavirus “tiene un origen animal” y que no fue manipulado en un laboratorio

Imagen: Relacionada a la noticia

El lunes se registraron siete infecciones entre trabajadores migrantes en Wuhan, la ciudad del centro de China donde se detectó por primera vez el coronavirus en diciembre de 2019. Hasta el miércoles, se registraron un total de 20 infecciones locales, incluidos 8 casos asintomáticos, según la Comisión Provincial de Salud de Hubei.

La ciudad de 11 millones de habitantes fue sometida al primer y posiblemente más estricto bloqueo por coronavirus del mundo en enero de 2020, durante el apogeo de su devastador brote inicial. El paralizante cierre de 76 días supuso un enorme coste personal para los residentes, pero finalmente se consiguió controlar el virus. Wuhan no había registrado ningún caso de transmisión local desde mayo del año pasado.

A pesar de la mala gestión inicial, el gobierno chino ha proclamado a Wuhan como una historia de éxito en su lucha contra la pandemia. En agosto de 2020, mientras gran parte del mundo luchaba contra el covid-19, Wuhan fue noticia internacional cuando celebró un festival de música electrónica en un parque acuático al aire libre, con miles de personas festejando sin mascarillas ni medidas de distanciamiento social a la vista.