Ecuador: El paro nacional desnuda la desnutrición crónica en niños y niñas indígenas
Autor:

Ronald Herrera

Es grave y preocupante. El 80% de los 450 niños y niñas indígenas que atendió la Universidad Central del Ecuador (UCE) durante el paro nacional sufre desnutrición crónica. Así lo reveló la entidad que acogió a manifestantes en sus instalaciones como zona de paz.

También hubo diagnósticos de anemia, COVID-19 y enfermedades infecciosas agudas en los menores de edad.

La universidad explicó que los menores con desnutrición crónica recibieron una cuota de micronutrientes. Se atendió, ademas, a mujeres embarazadas y adultos mayores que recibieron medicamentos para el control de enfermedades crónicas.

Asimismo, la UCE agradeció el apoyo que brindaron entidades internacionales como Naciones Unidas y sus agencias Unicef y la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

El Ministerio de Salud Pública (MSP) colaboró con personal, medicamentos e insumos. El Municipio de Quito proporcionó baterías sanitarias para quienes se quedaron en la UCE.

La UCE instó a las autoridades y a los pueblos y nacionalidades indígenas a que trabajen en proyectos sostenibles conjuntos para contrarrestar de raíz las condiciones de inequidad social. "En este propósito pone a disposición toda su capacidad de servicio de sus unidades académicas y de investigación para contribuir al entendimiento de la sociedad", señalaron.

No es un hallazgo reciente

Según el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia, en inglés, más conocido como Unicef, ​ en Ecuador, 27% de niños menores de 2 años sufre desnutrición crónica. La situación es más grave para la niñez indígena: 39% de este grupo la padece.

La desnutrición crónica es uno de los mayores problemas de salud pública en Ecuador, siendo el segundo país de América Latina y el Caribe con mayores índices después de Guatemala.

Presentación del proyecto "Infancia con Futuro"