Diabetes infantil: ¿qué la causa? | TC Televisión

Diabetes infantil: ¿qué la causa?

Hoy, 14 de noviembre, en el Día Mundial de la Diabetes, es necesario recordar varios aspectos de esta enfermedad que no solo se presenta en adultos sino también en niños. La diabetes infantil es causada por un mal funcionamiento del páncreas. En estos casos, el páncreas no produce o produce en cantidad insuficiente insulina, una hormona que favorece la absorción de los carbohidratos por parte del organismo.

Cuando la insulina es insuficiente o no existe, este proceso se interrumpe. En este caso, el nivel de glucosa en la sangre, la denominada glucemia o glicemia, crece desproporcionadamente. Esto produce sed, hambre constante y la eliminación de una cantidad excesiva de orina. En los casos más extremos, puede provocar un estado de confusión, alucinaciones e incluso el coma.

Llamada también diabetes de tipo 1. En general, se manifiesta antes de los 35 años. Desde el nacimiento hasta los 18 años, se da en proporción de dos casos por cada 1.000 habitantes.

Al ser insulinodependiente porque no consiguen producir insulina en el páncreas deben recibirla mediante inyecciones diarias.

La causa de la diabetes es aún desconocida, pero se cree que en ella intervienen tanto factores:

Autoinmunidad

En el 75% de casos de diabetes insulinodependiente, se ha descubierto que la persona posee una elevado número de anticuerpos que destruyen las células del páncreas. El origen de la diabetes de tipo 1 puede deberse a una reacción del organismo contra sus propias células.

Virus

Algunos tipos de diabetes de tipo 1 pueden estar causados por una infeccion viral, que daña las células del páncreas. Apoya esta hipótesis el hecho de que los casos de tipo 1 aumentan a finales de otoño y en invierno. Éstas son las épocas en las que las infecciones víricas son más frecuentes.

Predisposicion a la diabetes

La probabilidad de contraer la diabetes mellitus aumenta en proporción al número de familiares afectados, a la gravedad de la enfermedad y al grado más o menos estrecho de parentesco con las personas que la sufren.

La predisposición hereditaria es más fuerte en los que padecen diabetes no insulinodependiente. Sin embargo, es menos acentuada en los que padecen diabetes juvenil. Por tanto, el hecho de tener un abuelo diabético no representa un factor particular de riesgo para la diabetes en edad pediátrica.

¿Mi hijo tiene diabetes?

Hay que tomar en cuenta los síntomas que se desarrollan en cuestión de días o semanas y son los siguientes:

En ocasiones, los síntomas progresan de forma muy rápida y dan lugar a un estado más grave con náuseas, vómitos, dolor abdominal y dificultad respiratoria. Estos síntomas son graves y precisan de una atención médica urgente.

  • Cansancio
  • Sed que obliga a beber frecuentemente (lo que se denomina polidipsia).
  • Micciones frecuentes (lo que recibe el nombre de poliuria).
  • Enuresis nocturna (es decir, el niño se orina en la cama).
  • Aumento del apetito (polifagia), pero con pérdida de peso.
  • Infecciones en la piel o alrededor de la boca.

Lo más reciente