TC Televisión | Detienen en Tijuana a supuesto líder de la caravana que pedía 50 mil dólares para cada migrante

Detienen en Tijuana a supuesto líder de la caravana que pedía 50 mil dólares para cada migrante

dic. 19, 2018

Una semana después de que un grupo de migrantes, encabezados por Alfonso Guerrero Ulloa, de origen hondureño, se dirigiera al consulado de Estados Unidos en Tijuana para exigir que se les permitiera el libre ingreso a todos los integrantes de la caravana a territorio estadounidense o en su caso se les otorgaran 50,000 dólares para retornar a sus países, este mismo grupo mostró su descontento hacia el supuesto líder por considerar que los había engañado, además que solamente les estaba dando “mala imagen”.

El altercado se presentó este martes al interior del albergue temporal de El Barretal, donde Guerrero Ulloa pretendía convocar a una marcha para manifestarse en la garita de San Ysidro, lo que generó el descontento del grupo de migrantes, quienes consideraron que esa acción solamente les iba a traer más problemas y señalamientos de la ciudadanía y las propias autoridades.

Ante la insistencia del supuesto líder, se generó una riña con algunos de los integrantes, quienes llamaron a los elementos de la Policía Federal y Municipal que resguardan el recinto, para hacerles saber que Guerrero Ulloa estaba generando caos y disturbios, y que ya no lo querían en el albergue porque tampoco era un integrante íntimo del grupo.

Los migrantes hicieron saber que esta persona solamente se había estado aprovechando de la necesidad que ellos como migrantes tenían, tratando de utilizar el movimiento humanitario en algo político, cosa en la que no estaban de acuerdo en un principio, pero que vieron como posibilidad de poder tener una respuesta del gobierno estadunidense.


Acusado de terrorismo

Además, muchos migrantes que en principio habían seguido a Guerrero Ulloa en su demanda se dieron cuenta a través de los medios de que solicitar 50,000 dólares para retornar a sus países era algo “impensable”. Algunos comenzaron a decir que, incluso, aunque se lo dieran no lo iban a tomar porque su objetivo no era regresar a su país, sino entrar a Estados Unidos.

Tras la riña, las autoridades detuvieron a Guerrero Ulloa por alterar el orden y fue remitido con el juez del Ministerio Público, quien determinó enviarlo con las autoridades migratorias para determinar su estatus legal, luego de que también saliera a relucir información de que él lleva residiendo en México 31 años, como se puede dar constancia en una petición de change.org.

En la petición, Alfonso Guerrero Ulloa señala directamente que fue acusado “falsamente” de ser actor material de un atentado en el restaurant China Palace de la ciudad de Comayagua, Honduras, donde seis marines de la Base Militar de Palmerola resultaron heridos. Según cuenta en esa situación, eso le obligó a irse al exilio. "Ya 30 años lejos de mi patria y familia, viviendo miserablemente. Creo tener derecho a una justa indemnización y mi retorno a mi patria”, decía en esa solicitud online.

La atención repentina sobre su figura tras hacer la inusual petición hizo que activistas pro migrantes como José María García Lara, director del albergue Juventud 2000 y coordinador de la Alianza Migrante Tijuana, manifestaran que este tipo de solicitudes no le sumaban a la imagen y sentido humanitario de la caravana.

En ese sentido, García Lara consideró de “lamentable” el pedir dinero, principalmente porque “deteriora la imagen de las personas que sí vienen pidiendo el asilo y quieren ingresar de buena manera a Estados Unidos”.

Fuente: