Desde un cáncer al mal de Parkinson: estos son los graves problemas de salud de Vladimir Putin
Autor:

Redacción Digital

Las recientes apariciones del presidente ruso, Vladimir Putin, hicieron crecer los rumores sobre el deterioro en su estado de salud. Hasta el momento, el Gobierno ruso niega las versiones de algunos medios internacionales y centros de investigación insisten en que el mandatario padece de la enfermedad de Parkinson y un tipo de cáncer.

El diario The Sun tuvo una entrevista con el analista político y exfuncionario del Kremlin, Valery Solovei, asegurando que el mandatario padece de Parkinson y cáncer.

“El segundo diagnóstico es mucho, mucho más peligroso que el primero, ya que el Parkinson no amenaza el estado físico, sino que limita las apariciones públicas. Pero hay un diagnóstico fatal”, reseñó The Sun.

El diario The Sun publica en exclusiva las declaraciones del exespía ruso Boris Karpichkov, de 62 años, que defiende que incluso a los miembros del círculo íntimo de Putin no se les informa sobre su estado de salud para proteger su imagen de “hombre fuerte”.

El ruso, que ahora vive en el Reino Unido, dijo que Putin ve muchos “traidores” a su alrededor y que su salud es un “tema especialmente delicado”.

Por otro lado, el instituto de investigación, Robert Lansing, aseguró en uno de sus artículos que la salud de Putin empeora en forma acelerada.

El centro de investigaciones obtuvo información de los grupos de presión rivales del Kremlin, quienes aseguraron que en noviembre de 2020 el presidente ruso estaba pasando porcomplicadas situaciones de salud física y mental.

A mediados del mes de abril el mandatario fue visto tratando de controlar un temblor en su mano derecha durante un encuentro con el dictador bielorruso, Alexander Lukashenko.

El pasado fin de semana Putin fue visto fijando también su mano derecha al borde de una mesa, lo cual es considerado como un intento de ocultar los temblores que genera la enfermedad neurodegenerativa.

El centro de Investigaciones Lansing documentó imágenes del presidente dando discursos que “lo muestran con el brazo derecho descansando casualmente sobre un atril, con el izquierdo recto a un lado”.