Descubrieron al "abuelo de los peces" de agua dulce: nació antes de la Primera Guerra Mundial

ago. 06, 2019

El búfalo de boca grande, Bigmouth Buffalo en inglés (Ictiobus cyprinellus) es uno de los peces de agua dulce más grandes endémicos de Norteamérica, alcanzando longitudes superiores a los 1,25 metros y masas corporales de más de 36 kilos. Ahora resulta que también son los más longevos.

Usando nuevas técnicas de datación por radiocarbono, uno de los métodos para determinar la longevidad, científicos descubrieron un Ictiobus cyprinellus de 112 años de edad, superando el anterior récord de esta especie -26 años- por más de cuatro veces.

La medición confirmó al búfalo de boca grande como el pez de agua dulce -un grupo que incluye a más de 12.000 especies- más longevo documentado.

En los últimos años, gracias al avance de nuevas técnicas para determinar la longevidad, los biólogos han planteado cada vez más la hipótesis de que la vida de muchas especies de peces es más larga de lo que se creía. El tiburón de Groenlandia, por ejemplo, puede vivir más de 270 años.

Sin embargo, el búfalo de boca grande suele habitar lagos de agua tibia con menos de cuatro metros de profundidad, o zonas de ríos similares a estanques. Los hábitats poco profundos no suelen estar asociados con una larga expectativa de vida.

Entre los años 2016 y 2018, los científicos detrás de la investigación estimaron la edad de 386 búfalos boca grande contando los anillos en sus otolitos de sección delgada, que es actualmente el método más fiable para estimar la edad de los peces teleósteos.

En total, cinco búfalos de boca grande superaron los 100 años de edad, pero una hembra de 10 kilos capturada cerca de Pelican Rapids, Minnesota, se convirtió en la que batió el récord de los 112 años de edad. "En realidad, estaba en el extremo más pequeño de los individuos maduros", señaló Alec Lackmann, líder del estudio.

Los primeros 16 peces cuya edad calculó Lackmann tenían más de 80 años, lo que puso de manifiesto un patrón preocupante: una gran cantidad de los peces nacieron antes de 1939, exponiendo un fallo reproductivo que ha durado décadas. Los autores del estudio indican que la fecha coincide con la construcción de presas a gran escala en la década de 1930 en los Estados Unidos, que bloquea el desplazamiento de los peces hacia zonas menos hostiles para poner huevos.

A diferencia de Canadá, casi ningún estado de los Estados Unidos considera al pez búfalo de boca grande una especie amenazada.

"¿Un pez que vive más de 100 años? Es algo importantísimo", afirma Solomon David, profesor de biología en la Universidad Estatal Nichols en Luisiana. "Espero que saber un dato tan genial sobre ellos haga que la gente preste más atención a esta especie".