Demanda a su universidad porque no se puede graduar de médico: dice que desaparecieron sus notas | TC Televisión

Demanda a su universidad porque no se puede graduar de médico: dice que desaparecieron sus notas

"Lo que yo quiero ahora es que esto se sepa, a mí la vida ya me la arruinaron". Así describe cómo se siente Francisco Carbone, un estudiante de medicina en Argentina que asegura que en su universidad pisotearon su derecho a presentar examen.

"Es algo deprimente que te digan 'tienes razón', pero a la vez me dicen: 'jodete", agregó el estudiante de 32 años, quien narró para medios argentinos la insólita experiencia vivida en la Universidad Nacional de Cuyo.

Todo se remonta a 2015 cuando comenzaron los problemas. Según Carbone, las materias cursadas y aprobadas no se entregan como documento probatorio sino que todo lo manejan las autoridades.

En su caso, las pruebas de haber cursado el cuarto año de medicina no quedaron asentadas en ninguna parte y para los registros de la institución, el alumno no cumplió.

"El personal administrativo me dijo que no podía rendir porque debía siete materias de cuarto año: Urología, Otorrinolaringología, Cirugía Vascular Periférica y Cirugía Digestiva, Hematología, Dermatología y Traumatología", precisó.

El joven no pudo encontrar formas de probar su estatus de aprobado porque no aparecía en las listas, así que bajó la cabeza y decidió repetir las asignaturas. Al terminar el 2015 tenía todo cursado nuevamente, pero al año siguiente volvió la pesadilla. De siete exámenes, sólo le aparecen notas de uno.

Las autoridades reiteraron que, si no había notas, no podía continuar con el siguiente nivel. Entonces se le ocurrió buscar a varios profesores que le dieron clases para que testificaran su cumplimiento. Lo peor fueron sus respuestas:

"No voy ni en pedo. Esto es una mafia, yo tengo hijos, no puedo perder el trabajo", le dijo uno de sus profesores.

Además de la "desaparición" de sus exámenes, Carbone pasó por extrañas convocatorias. Lo citaron a un examen a la facultad muy temprano, pero nadie más llegó. Cansado de esperar, se fue a su casa y al llegar recibió un correo donde lo daban por aplazado porque no llegó a la universidad.

El estudiante pidió que certificaran su ausencia porque las cámaras de seguridad de seguro lo habían grabado, pero nunca le respondieron. Han pasado cinco años y Carbone sigue sin derecho a recibirse de médico pese a ser, además, un brillante alumno.

Lo más reciente