Deja de depilarse el cuerpo para romper con los estereotipos de belleza

Bethany Burgoyne, una mujer de 30 años y originaria del Reino Unido, tomó la decisión de romper los cánones de belleza establecidos en la sociedad y dejó de afeitarse todo el cuerpo cuando tenía 27.

La mujer, una artista y periodista de Essex, estaba bajo una constante presión social relacionada al vello de su cuerpo, por lo que en el año 2018 decidió que iba a comenzar a “mostrarse tal y como es”, reseñó El Tiempo.

En la actualidad, los vellos de Burgoyne crecen con normalidad y aseguró en una entrevista con The Sun que se siente mejor y mucho más tranquila con su nuevo aspecto. No existe zona en su cuerpo en la que no tenga vellos.

Tras cuestionar los estándares de belleza tradicionales constantemente, la mujer comenzó a dejarse crecer el vello de sus piernas y axilas, mientras que poco a poco el cabello comenzó a crecer también en otras áreas de su cuerpo.El estómago, la barbilla y el área del bikini son algunas de las zonas donde tiene una cantidad prominente de vello, del que dice sentirse orgullosa. “Fue gracias a la pandemia y al estar en la privacidad de mi propia compañía que comencé a dejarme crecer el vello de la barbilla”, aseguró Bethany al tabloide británico.

Fue al hospital por un dolor de estómago y le amputaron ambas piernas y un brazo

Uno de los motivos por los que la mujer tomó la decisión de dejar crecer su vello fue un diagnóstico de ovario poliquístico. La enfermedad es común en muchas mujeres y puede provocar cambios hormonales intensos que incluyen el crecimiento abundante de pelo en varias partes del cuerpo.

Me sentí segura al hacer esto sin el juicio de que los demás me vieran. Cuanto más miraba y tocaba los pelos de mi cara y cuello, más me daba cuenta de que eran una parte hermosa de mí y de que podía sentirme bien y orgullosa de mi apariencia”, comentó.

Mujer fue detenida por acoso: le hizo 200 llamadas en un día

Uno de los motivos por los que la mujer tomó la decisión de dejar crecer su vello fue un diagnóstico de ovario poliquístico. La enfermedad es común en muchas mujeres y puede provocar cambios hormonales intensos que incluyen el crecimiento abundante de pelo en varias partes del cuerpo.“Me sentí segura al hacer esto sin el juicio de que los demás me vieran. Cuanto más miraba y tocaba los pelos de mi cara y cuello, más me daba cuenta de que eran una parte hermosa de mí y de que podía sentirme bien y orgullosa de mi apariencia”, comentó.