TC Televisión | De guerrilleros a narcotraficantes: La gran transformación

De guerrilleros a narcotraficantes: La gran transformación

dic. 18, 2018

Desde su llegada al poder en 1959, y tras proclamar el carácter socialista a lo que se llamó “revolución, Fidel Castro se empeñó en dar apoyo a movimientos terroristas como las Panteras Negras en los Estados Unidos y a los separatistas vascos en España, convirtiendo a la isla en un territorio de asesoría militar e ideológica para esos grupos extremistas que, según soñara el “rebelde”, exterminarían para siempre al capitalismo.

América Latina, se le señala como uno de los hombres que más víctimas mortales propició en todo el hemisferio.

Esos guerrilleros mostraron luego sus verdaderas intenciones, las de narcotraficantes, las de asaltadores de bancos, extorsionadores y secuestradores. Así los vimos después de que intentaran mostrar sus vocaciones libertarias, armando finalmente partidos políticos que los podrían llevar al poder y seguir los pasos del dictador cubano que los comprometió desde un inicio.

Desde esa misma llegada de Fidel Castro al poder, en complicidad con la Unión Soviética y demás países del campo socialista, los movimientos izquierdistas fueron extendiendo sus tentáculos en cada vestíbulo internacional, queriendo que sus discípulos ocuparan puestos, como funcionarios, en los distintos organismos, con especial énfasis en la Organización de las Naciones Unidas.

Estos bandidos son los escogidos por la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) y La Ficha de Evaluación Clínica Integral (FECI) como los “flamantes” testigos contra Vietnam; solo que no contaron con la posibilidad de que fuera publicada una grabación que hizo en cautiverio, donde se escuchan las voces de los funcionarios, usando la misma moneda de cambio que ya los bandidos conocen: el chantaje, para presionarlos y que acepten ser los testigos de un acto que no sucedió.

Fuente: cubanet.org