Corea del Sur lanza su primer cohete espacial propio pero su misión fracasa

Corea del Sur lanzó este jueves su primer cohete espacial de fabricación nacional, pero fracasó en su objetivo de poner en órbita un cargamento de 1,5 toneladas, un revés en las aspiraciones del país de avanzar en la carrera espacial.

El Vehículo Coreano de Lanzamiento Espacial II, llamado Nuri, despegó desde la estación de lanzamiento de Goheung, dejando atrás una gran llamarada y provocando un séquito de aplausos y festejos en el centro de control.

Las tres etapas del lanzamiento funcionaron correctamente, elevando el cohete hasta 700 kilómetros de altura. También se separó con éxito la carga útil de 1,5 toneladas, declaró el presidente surcoreano Moon Jae-in, en el centro de control.

Pero "colocar al simulacro de satélite en órbita continúa siendo una misión inconclusa", anunció.

"Aunque se quedó a poco de cumplir todos sus objetivos perfectamente, hemos conseguido muy buenos logros con nuestro primer lanzamiento", dijo.

El presidente indicó que realizarán otro intento en mayo. "Los países que lideren la tecnología espacial liderarán el futuro. No es demasiado tarde para que lo hagamos", animó.

El país es la 12ª mayor economía del mundo y posee notables avances tecnológicos, siendo sede de Samsung Electronics, el mayor fabricante mundial de teléfonos inteligentes y chips.

Sin embargo, siempre estuvo atrasado en el campo de los vuelos espaciales, iniciados en 1957 por la entonces Unión Soviética y seguidos poco después por Estados Unidos.

En Asia, los países con programas espaciales avanzados son China, Japón e India, mientras que Corea del Norte fue el último en entrar al club de naciones con capacidad de lanzar sus propios satélites.

Los misiles balísticos y los cohetes espaciales utilizan tecnologías similares, y Pyongyang colocó un satélite de 300 kg en órbita en 2012, lo que países occidentales condenaron como una prueba de misiles disfrazada.

Hasta ahora solo seis países, sin incluir a Corea del Norte, habían logrado lanzar cargas de una tonelada con sus propios cohetes.

El cohete de tres etapas ha sido desarrollado a lo largo de una década con un costo de 2 billones de wones (1.600 millones de dólares). Pesa 200 toneladas, mide 47,2 metros de largo y tiene seis motores de combustible líquido.