Condenan a 11 hombres por secuestrar, torturar y violar a una menor de edad

Once hombres acusados de secuestrar y violar en grupo a una adolescente marroquí han sido condenados a 20 años de prisión cada uno, según ha informado este miércoles el abogado de la víctima, en un caso que ha despertado la indignación nacional.

Khadija Okkarou, que entonces tenía 17 años, hizo público el abuso en un vídeo publicado en internet en 2018. Fue un acto inusual en el conservador país norteafricano.

Dijo que miembros de una "peligrosa banda" la habían secuestrado y mantenido prisionera durante dos meses, violándola y torturándola. El vídeo también mostraba horribles cicatrices supuestamente producidas por quemaduras de cigarrillos y tatuajes grabados en partes de su cuerpo.

El abogado de Okkarou, Ibrahim Hachane, declaró a la AFP que la sala penal del tribunal de apelación de la ciudad central de Beni Mellal declaró a los acusados culpables de varios cargos, entre ellos violación, y secuestro y confinamiento forzoso.

Otros dos acusados fueron condenados a dos años de prisión y a un año de suspensión, respectivamente, añadió.

Hachane dijo que los agresores también fueron multados con 200.000 dirhams (unos 19.000 euros, 16.000 dólares).

Joven salva a su hermano mientras su papá asesinaba a su madre

Imagen: Relacionada a la noticia

Pero para él, los veredictos no le parecieron "duros", ya que una acusación de tráfico puede ser castigada con hasta 30 años de prisión. Dijo que apelaría.

"La víctima sigue en tratamiento y lo que vivió la acompañará el resto de su vida", dijo el abogado.

Las víctimas de violaciones en Marruecos suelen sufrir un doble trauma, ya que la sociedad musulmana conservadora las culpa de su calvario.

Pero los medios de comunicación y los grupos de derechos del país dan regularmente la voz de alarma sobre la violencia endémica contra las mujeres.

En 2018 entró en vigor una ley para combatir el abuso, que por primera vez otorga a las mujeres de Marruecos protección legal contra "actos considerados como formas de acoso, agresión, explotación sexual o maltrato".

La nueva ley también allanó el camino para ofrecer apoyo a las víctimas de la violencia.