Policías, militares y agentes de la ATM estuvieron controlando los cinco accesos de la ciudad de Guayaquil ante el estado de excepción.