TC Televisión | Científicos lograron activar las células de un mamut de 28.000 años de edad

Científicos lograron activar las células de un mamut de 28.000 años de edad

mar. 13, 2019

Un grupo de científicos logró activar células de un mamut de 28.000 años de edad implantándolas en ovocitos de ratón, aunque es muy poco probable que consigan devolverles la vida.

El proyecto, llevado a cabo en Japón por un equipo internacional, tomó células de un mamut bien conservado que fue descubierto en 2011 en el permafrost siberiano. El ejemplar era una cría de 2 años y medio que murió probablemente atacada por felinos.

Sin embargo, parte de sus restos permanecieron intactos y en buen estado de conservación durante miles de años. Yuka, como la llamaron los científicos, fue encontrada cerca de las costas del Océano Ártico.

Cría de 2 años y murió probablemente atacada por felinos

Cría de 2 años y murió probablemente atacada por felinos

Un grupo de investigadores de la Universidad de Kindai, en Osaka, extrajeron células de la médula y del tejido muscular de la cría y las introdujo en decenas de ovocitos de ratones vivos.

Un ovocito es una célula germinal femenina que está en proceso de convertirse en un óvulo maduro.

Cinco de los ratones tuvieron reacciones biológicas características del inicio de la división celular, explicó a la agencia AFP Kei Miyamoto, un miembro del equipo de la universidad de Kindai, en el oeste de Japón.

"También nos dimos cuenta que los daños sufridos por las células eran muy profundos (…) Ni siquiera vimos división celular y por eso tengo que decir que estamos muy lejos de la reproducción de un mamut", aseguró.

Esta universidad trabajó junto a otras instituciones japonesas y rusas para estudiar la posible clonación de un mamut y espera poder explorar otros métodos para dar vida al animal prehistórico.

El equipo japonés, en colaboración con científicos rusos, intentan «resucitar» un mamut lanudo, o al menos obtener una quimera, utilizando una técnica conocida como transferencia nuclear de células somáticas. En este caso, se inserta el material genético de un mamut que vivió hace miles de años en las células de una elefanta actual.

Fuente: infobae.com