Caso Ruales: Uno de los detenidos identificó en su versión quien lo contrató

Uno de los detenidos por el asesinato de Efraín Ruales identificó en su versión a quien lo contrató para atentar contra la vida del comunicador.

Según alias ‘Alvarito’, la intención no era matar a Ruales, sino asustarlo. El detenido confesó que ‘Marcelo’, un hombre aún no identificado, les contrató por 5.000 dólares para disparar contra el vehículo en el que transitaba el presentador en el norte de Guayaquil.

“Él me dio un día antes el 70 % de la paga, que fue $3.500”, dijo el procesado en un informe exclusivo publicado por TC Televisión. Sin embargo, ‘Marcelo’ se habría enojado cuando se enteró que los sicarios asesinaron a Ruales.

Se revela que el patrimonio de Efraín Ruales superaba el millón de dólares

El testimonio de ‘Alvarito’ indica que el supuesto contratante tiene 35 años, es rubio y alto. La Fiscalía utilizará esta versión para iniciar la búsqueda de quien sería uno de los autores intelectuales del asesinato, ocurrido el pasado 27 de enero.

Siete personas son procesadas por el asesinato de Efraín Ruales. Esta es la tesis que mantiene la Fiscalía:

1.- Alias Choclo: dio la orden desde la Penitenciaría, al ser contactado por el autor intelectual.

2.- Jorman V., alias Veloz, fue contactado por Choclo para que contratara a los sicarios y ejecutaran el crimen.

3.- Álvaro C., alias Alvarito, realizó el disparó que acabó con la vida del presentador el 27 de enero pasado.

4.- Paúl C., alias Casquete, manejaba el carro y habría seguido varios días al también actor.

5.- Alias Redrován habría robado el carro usado para el sicariato.

6.- Alias Jamilet, pareja de Casquete, habría participado en la quema del carro.

7.- Alias Aarom, quien está prófugo, habría botado el arma al estero Salado.

‘Alvarito’ es una de las piezas claves del crimen porque es quien habría disparado la bala que mató a Ruales. Según hipótesis preliminares, él recibió la orden de alias ‘Veloz’ quien recibió la disposición de alias ‘Choclo’, privado de la libertad de la Penitenciaría del Litoral que habría sido contratado para el hecho.