Bebé murió tras tragarse una pila del control remoto | TC Televisión

Bebé murió tras tragarse una pila del control remoto

Reese Hamsmith, una bebé de 17 meses, falleció luego de tragarse una pila del control remoto, en la localidad de Lubbock, en Estados Unidos.

La situación provocó que la pequeña comenzara a presentar una fuerte tos, lo que derivó en que su madre la llevara a un hospital para ser atendida por personal médico, según consignó Caracol.

En una primera instancia, la mujer no sabía las razones del estado de salud de su hija, pero las sospechas comenzaron a aumentar tras percatarse que a uno de los controles de su casa le faltaba una pila.

La hipótesis fue finalmente confirmada mediante una radiografía, que arrojó que la bebé, efectivamente, se había tragado la batería.

Según se informó por parte de los doctores, la ingesta de este aparato le generó choques eléctricos y fuertes quemaduras después de ingresar por su esófago.

Debido a la gravedad del asunto, los médicos del Hospital Infantil de Texas decidieron intervenir a Reese para poder extraer la pila de su cuerpo.

Sin embargo, y pese a todos los esfuerzos de personal del recinto para salvarla, la bebé no pudo sobrevivir.

Trista, la madre de Reese, expresó con profunda su pena por la situación: "Estamos con el corazón roto, no hay mucho más para decir ahora", señaló.

"Intenté encontrar las palabras durante un tiempo. Tuve que volver a casa hoy. Mi madre también llegó. Somos una familia sin uno de sus miembros", agregó en su cuenta de Facebook.

Lo más reciente