TC Televisión | Autoridades de Tijuana desconocen el paradero de 3.000 migrantes que estaban en un albergue

Autoridades de Tijuana desconocen el paradero de 3.000 migrantes que estaban en un albergue

dic. 05, 2018

Las cifras de pronto no cuadran y en Tijuana las autoridades nada saben sobre el paradero de aproximadamente 3.000 migrantes centroamericanos que viajaron en caravanas desde sus países, atravesaron México y llegaron a esta ciudad fronteriza para intentar cruzar a Estados Unidos.

El gobierno municipal de Tijuana informó sobre el desalojo de los migrantes albergados en el deportivo "Benito Juárez" por razones de salubridad.

Hasta ese momento, las autoridades habían contabilizado allí 6.062 centroamericanos (3.877 hombres, 1.127 mujeres, 542 niños y 516 niñas) que serían trasladados a un predio conocido como "El Barretal", un centro de espectáculos que habilitaría como refugio y que estarían bajo la responsabilidad del Instituto Nacional de Migración (INM) federal.

Pero hasta este martes las autoridades a cargo del albergue habían contabilizado 2.122 personas, y las municipales tenían ubicadas otras 744 en calles cercanas al primer albergue "Benito Juárez" y 144 más que se movieron a casas administradas por agrupaciones religiosas.

Del resto, poco más de 3.000, "no se conoce su paradero", admitió el secretario de Seguridad Pública de Tijuana, Marco Antonio Sotomayor, quien consideró la posibilidad de que algunos podrían estar en domicilios particulares, habrían cruzado ilegalmente a Estados Unidos y fueron detenidos o quizá aceptaron volver a su país, abundó.

Hasta el momento, de acuerdo con el último corte oficial, 600 migrantes habían regresado –178 deportados y 409 que solicitaron retorno asistido–, informó el secretario general de Gobierno de Baja California, Francisco Rueda Gómez.

Las autoridades fronterizas de Estados Unidos a su vez no han informado sobre un cruce masivo de migrantes.

Las cifras "pudieran no ser muy precisas, porque no se hizo un censo oficial, ni estudios biométricos para poder identificar a los extranjeros", dijo el funcionario.

Sobre los que permanecen en las calles dijo que "deberán ubicarse en el nuevo albergue porque ya no pueden mantenerse en la vía pública", pues si cometen infracciones al bando de policía y buen gobierno "serán detenidos".

Los migrantes optaron por las calles al señalar que el albergue "El Barretal "queda muy lejos" de la garita de "El Chaparral", a unos 20 kilómetros, donde esperan iniciar su trámite de asilo en Estados Unidos.

Activistas que trabajan a favor de los derechos de los migrantes cuestionan esta súbita "desaparición" de migrantes y no descartan la manipulación de cifras por parte de los gobiernos del municipio de Tijuana y del estado de Baja California.

Fuente: infobae.com