El primer asesinato al estilo sicariato fue el 2 de enero de 2020, la víctima fue Jorge Eduardo Lino Macas, más conocido como "Vanila", quién registraba varios antecedentes. El último fue en una transitada vía de Guayaquil, donde murió Luis Antonio Pincay.

Cobran 500 dólares por un homicidio