Así se retoma la vida en Kabul bajo el nuevo régimen talibán | TC Televisión

Así se retoma la vida en Kabul bajo el nuevo régimen talibán

La vida volvió a tomar su ritmo lentamente este martes a Kabul en medio de un fuerte temor al nuevo régimen talibán, que refuerza su control en la ciudad y obstaculiza la salida de los que quieren huir del país.

Los comercios reabrieron en Kabul, el tráfico se reanudó y los policías controlaron la circulación, mientras que los talibanes vigilaban los puestos de control.

Un responsable talibán concedió una entrevista a una periodista de una cadena de noticias y una escuela para niñas abrió en Herat (oeste).

Pero algunas señales indican que la vida no será la misma. Los hombres cambiaron sus ropas occidentales por el shalwar kameez --la holgada vestimenta tradicional afgana-- y la televisión estatal emite principalmente programas islámicos.

Las escuelas y universidades de la capital siguen cerradas y pocas mujeres se atrevieron a salir a la calle.

Algunas se congregaron brevemente a la entrada de la "zona verde" para pedir el derecho a volver a trabajar. Los talibanes intentaron en vano dispersarlas, antes de que civiles las convencieran de marcharse.

El mulá Abdul Ghani Baradar, cofundador y número dos de los talibanes, regresó a Afganistán desde Catar, donde dirigía el gabinete político del movimiento, indicó uno de sus portavoces.

Los talibanes también anunciaron "una amnistía general" para todos los funcionarios estatales, llamándolos a "retomar su vida cotidiana con total confianza".

Los talibanes han multiplicado sus gestos de apaciguamiento hacia la población desde que entraron a Kabul el domingo tras una fulgurante ofensiva con la que en apenas diez días tomaron el control de casi todo el país, y del palacio presidencial, abandonado por Ashraf Ghani, quien huyó al extranjero.

Pero para muchos afganos, será difícil confiar en ellos. Cuando gobernaron Afganistán, entre 1996 y 2001, impusieron una versión ultrarrigurosa de la ley islámica. Las mujeres no podían trabajar ni estudiar, y los ladrones y asesinos se enfrentaban a terribles castigos.

"La gente tiene miedo a lo desconocido. Los talibanes patrullan la ciudad en pequeños convoyes. No molestan a nadie, pero por supuesto la gente tiene miedo", declaró el martes a la AFP un comerciante en Kabul.

Pese a sus mensajes, algunas informaciones sugieren que seguían buscando a responsables gubernamentales, y un testigo dijo que unos hombres entraron en la casa de uno de esos funcionarios para llevárselo a la fuerza.

Ante el "rápido deterioro de la situación en materia de seguridad y de derechos humanos" y "la situación de emergencia humanitaria", el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) pidió prohibir la repatriación de afganos.

Lo más reciente