TC Televisión | Así descubrió que su gato lo 'asfixiaba' por las noches mientras dormía

Así descubrió que su gato lo 'asfixiaba' por las noches mientras dormía

jul. 29, 2019

Un joven que radica en Bangkok, Tailandia, compartió en Facebook las fotografías que evidencian el acto de amor que su mascota tiene con él algunas noches, y es que tras compartirlo en la red social se han vuelto virales las peculiares imágenes que muestran cómo lo abraza y se encima en su pecho y cara.

El usuario Lomphonten decidió colocar cámaras en su departamento para seguridad y también para revisar que su amado gato se encontrara bien mientras él está trabajando.

Hace algunos meses comenzó a tener problemas al dormir, se despertaba con cierto dolor de pecho, al revisar los videos para saber cómo eran sus hábitos nocturnos se llevó una gran sorpresa al descubrir a su gato "asfixiándolo".

Al repasar el video, Lomphonten descubrió que, después de haberse dormido, su gato se pone en acción, aprovechando la oportunidad para no simplemente acurrucarse a su lado, sino para abrazarlo.

Noche tras noche, se ve a su gato trepando sobre el pecho de Lomphonten, lo ve detenidamente y en ocasiones confirma con una pata que realmente está dormido.

Es cuando aprovecha y deja caer su cuerpo directamente sobre la cara de Lomphonten, incluso en varias ocasiones parece abrazarlo.

¿Por qué lo hacen?

Científicos británicos han investigado la razón de este comportamiento. En la investigación se llegaron a tres teorías por las que los gatos duermen encima de sus humanos:

Buscan nuestro calor

Los gatos tienen una temperatura de unos 38,6ºC, es por eso que buscan los rincones más calientes de la casa, necesitan tumbarse en esos lugares para mantener su calor cuando están dormidos. De ahí que les encuentres a menudo durmiendo en sitios donde llegan los rayos del sol, encima de la nevera o en un radiador, y también en las partes de nuestro cuerpo por las que más calor irradiamos: las extremidades y la cabeza.

Por esta misma razón, cuando tenemos una dolencia en alguna parte de nuestro cuerpo, nuestro gato se sitúa en ella para dormir. Esas zonas suelen desprender más calor. Nada que ver con el mito de que nos ayudan a curarnos los males posándose en la zona de dolor.

Para darnos amor

Los gatos no nos siguen a todas partes de forma sumisa como suelen hacerlo los perros, pero no por eso nos quieren menos. Ellos viven su independencia y nos muestran su amor en distintas situaciones del día, por ejemplo, durmiendo encima de nosotros.

Se suelen pasar el día solos o curioseando por la casa, por eso en las noches es su momento de mostrarnos amor. Son un equipo y este rato tumbado juntos refuerza el vínculo. Quiere atención y disfruta de nuestra compañía.

Propiedad y protección

El felino suele creer que eres de "su propiedad" y este momento que elige para acercarse, con lo que demuestra su amor pero también impregna su olor en ti.

Es probable que en este momento también te amase con su patitas delanteras, esto lo hacían cuando eran pequeños para masajear las mamas de su madre cuando se amamantaban. Ahora lo hacen como instinto más primario, sienten esa protección y comodidad contigo, la misma que sentían con su madre. Contigo se sienten protegidos y pueden dormir tranquilos.

Fuente: infobae.com