Argentina supera los 100.000 muertos por covid-19

Argentina registró este miércoles 614 nuevos decesos por covid-19 y superó los 100.000 muertos desde que se inició la pandemia en marzo de 2020, mientras los casos sobrepasan los 4,7 millones, informó el ministerio de Salud.

La cantidad de decesos llegó a 100.250 personas, pese a que las infecciones muestran signos de ralentización mientras el país viene acelerando desde hace varias semanas su plan de vacunación.

"Desde el punto de vista epidemiológico, no le encuentro explicación. Somos un equipo de 60 investigadores que trabajamos, manejamos y asesoramos todos los hospitales del país menos Buenos Aires, pero no hay una explicación" para esta cifra de muertos, dijo a la AFP el médico infectólogo y epidemiólogo Hugo Pizzi.

En el mundo, Argentina se ubica en el octavo puesto si se toma el total de casos y en el undécimo por el total de muertos. En casos y en muertes por cada millón de habitantes coincide en el puesto 13 en el mundo.

"Yo soy un académico totalmente alejado de cuestiones políticas y no le encuentro una explicación, quizás haciendo un inventario de todos los tropezones y todos los problemas que tuvimos, en el futuro podamos encontrarla", agregó Pizzi, quien es magíster en Salud Pública y profesor de la Universidad Nacional de Córdoba.

La pandemia generó enfrentamientos entre el gobierno de centro-izquierda del presidente Alberto Fernández y la oposición con cuestionamientos a las restricciones sanitarias, en un año electoral en el que se renueva la mitad de la Cámara de Diputados y un tercio del Senado.

Argentina hizo el año pasado una muy prolongada cuarentena, que permitió equipar y mejorar las condiciones de las instituciones de la salud pública y que diversos sectores han criticado por sus efectos sobre la economía, que se contrajo 9,9% en 2020.

Pero Pizzi sostiene que si no se hubiese actuado de ese modo, "esto habría sido un cataclismo".

"Yo nunca estuve inmerso en una situación tan trágica, jamás, en mi vida de médico y formador de médicos nunca vi algo parecido. Es un virus desconocido, impredecible y con un capacidad destructiva inimaginable. Lo único que hemos hecho es tratar de defendernos, pero ha quedado gente en el camino y va a seguir quedando", se lamentó.