TC Televisión | Archie, el niño de cuatro años que ha vencido al coronavirus mientras lucha contra el cáncer

Archie, el niño de cuatro años que ha vencido al coronavirus mientras lucha contra el cáncer

abr. 14, 2020

Archie Wilks, un niño de cuatro años, ha logrado vencer al coronavirus mientras lucha contra un tipo de cáncer raro.

Oriundo de Essex, al pequeño le diagnosticaron neuroblastoma en enero de 2019. Una situación complicada que empeoró cuando el nuevo brote empezó a expandirse y a afectar a más de un centenar de países alrededor de todo el mundo.

Al comienzo de la pandemia, y temiendo lo que podría ocurrirle a Archie, sus padres decidieron tomar todo tipo de medidas para proteger al pequeño de un posible contagio: sacaron a su hermano gemelo del colegio, se aislaron en su domicilio, solicitaron asistencia médica a domicilio y solo acudieron a la consulta cuando fue estrictamente necesario.

Sin embargo, y pese a los esfuerzos de esta familia por proteger al menor de posibles contagios, Archie acabó infectándose y se convirtió en el primer paciente con cáncer infantil que dio positivo por Covid-19 en el Hospital de Addenbroke (Cambridge).

Dos días después de haber comenzado a recibir quimioterapia, el pequeño tuvo que ser trasladado a la sala para pacientes con coronavirus. «Nos resultó aterrador porque no teníamos información real sobre cómo un niño en su situación podría hacer frente al virus», declaró su padre a Mirror.

Tras seis días en el centro hospitalario, los médicos anunciaron a la familia que podían regresar a casa para continuar allí con el aislamiento a principios de este mes de abril.

«Archie está al otro lado del virus», anunció este jueves su progenitor a través de las redes sociales. Sin poder ocultar su felicidad por las buenas nuevas, relató a sus seguidores que el pequeño ya no necesitaba usar el respirador y que la tos había remitido.

La recuperación del menor supone un rayo de esperanza para muchas familias que viven una situación tan complicada como la suya: «Es tranquilizador para otros padres el hecho de ver que un niño tan vulnerable se ha enfrentado así de bien al virus».

Fuente: abc.es