TC Televisión | Alejandro Sanz pierde la guerra judicial contra su exmánager y tendrá que pagarle una suma millonaria

Alejandro Sanz pierde la guerra judicial contra su exmánager y tendrá que pagarle una suma millonaria

sept. 17, 2019

El cantante español Alejandro Sanz ha perdido el juicio contra Rosa Lagarrigue, su representante durante 25 años, informa El Periódico. En una sentencia que se ha hecho pública este lunes, el juzgado de Primera Instancia número 74 de Madrid reconoció injustificada la ruptura unilateral del contrato por parte de Sanz —representado por su firma Gazul producciones— y lo condenó a pagar 5.430.022,27 euros (5.992.850 de dólares) a la empresa de Lagarrigue, RLM SL.

La disputa judicial entre Sanz y Lagarrigue se remonta al año 2016, cuando el administrador del artista comunicó a RLM SL la decisión del cantante de romper su relación profesional con Lagarrigue. Como en 2014 su contrato había sido prolongado por otros 5 años —obligando a Sanz mantener los compromisos hasta 2019— la representante inició una demanda civil y reclamó nueve millones de euros por incumplimiento de los términos del acuerdo.

"Demandar a Alejandro Sanz ha sido lo más triste de mi vida profesional. Yo empecé con Alejandro desde cero cuando era un chaval de Moratalaz y mira dónde llegó [...] La ruptura fue completamente unilateral y con contrato vigente, es decir, que ni fue hablada ni consensuada", lamentó Lagarrigue en una entrevista en 2017.

Ver esta publicación en Instagram

Palabras que se sienten como abrazos @lacajadmusica #GetRepost Amigo @alejandrosanz , hace ya muchos meses, quizás demasiados, conversaba con ella , la música y hablábamos del tiempo que había pasado, de lo que en veinte años había soñado, vivido, amado, soñado y llorado. Conmigo hacia "un trato", llevarme a un disco, el disco donde volvería a disfrutar, a valorar cada segundo que pasa el tiempo, donde no importara el idioma, donde haría cabriolas entre notas musicales mientras la clave de sol, su persona favorita, la daba de la mano mientras cerraban los ojos y caían deslizándose entre pentagramas, "esos lugares" donde ella sabe que no tiene nada y lo tiene todo, esos lugares donde la voz se convierte en la excusa de ser una corchea del recuerdo, y una guitarra viajera con sabor a Cádiz, te canta un son añejo de ron y Cuba, con el calor de Madrid y el amanecer del Mediterráneo. Me gusta cuando te diviertes soplando azúcar desde el bowl de #eldisco y entre nubes de algodón le cantas al retorno a casa, ese que huele al cielo del hogar, el sabor sabor de un son creado desde la modernidad y la nostalgia. Cada canción está producida con una limpieza exquisita y una sencillez abrumadora. Sin duda nos recupera al Alejandro nostálgico ese capaz de arañar el alma de la música con "El trato" o hacernos bailar al son más latino. Nos gusta en la "caja de música" lo que hemos llamado en muchas ocasiones el "sincretismo" musical, ese capaz de revolver con magia los sabores más modernos y reguetoneros con los acordes de la guitarra española más pura, esa mezcla capaz de dibujar en nuestro rostro una señal de sorpresa al escuchar una melodía, una sonrisa al reconocer una voz y la fuerza de querer más cuando #eldisco se acabe. Para mí Alejandro, has planteado un viaje de emociones propias y ajenas, un tren desde el que mirar a través de los ojos de la música, esa la de los grandes ojos marrones, la que nos ama sin el permiso del cielo, ella, que sus silencios son música, y sus lágrimas mudas notas musicales, sonidos humildes e infinitos. Pentagramas que duelen y sanan, abrazos que por la espalda susurran un te quiero infinito, un tatuaje rojo en las manos siempre y para siempre

Una publicación compartida de Alejandro Sanz (@alejandrosanz) el

Fuente: Rt.com