TC Televisión | Adolescente de 14 años descubre "potencial" tratamiento contra el coronavirus

Adolescente de 14 años descubre "potencial" tratamiento contra el coronavirus

oct. 25, 2020

Anika Chebrolu, de 14 años, se alzó en el "3M Young Scientist Challenge 2020" y ganó 25 mil dólares. La adolescente, hija de inmigrantes indios en Estados Unidos, revolucionó el mundo científico pues con su descubrimiento podría dar lugar a un tratamiento contra el coronavirus.

Según reseña CNN, Anika utilizó "la metodología ‘in silico’ para descubrir una molécula líder que puede unirse selectivamente a la proteína de pico del virus SARS-CoV-2".

"La forma en que desarrolle aún más esta molécula con la ayuda de virólogos y especialistas en desarrollo de fármacos determinará el éxito de estos esfuerzos", se agregó.

La joven presentó inicialmente su proyecto buscando "identificar un compuesto de plomo que pudiera unirse a una proteína del virus de la influenza". Pero todo cambió con la llegada del coronavirus.

"Debido a la inmensa gravedad de la pandemia de covid-19 y el impacto drástico que había tenido en el mundo en tan poco tiempo, con la ayuda de mi mentor, cambié de dirección para atacar el virus SARS-CoV-2", recordó Anika.

La doctora Cindy Moss, jueza del 3M Young Scientist Challenge, elogió el trabajo de la adolescente, residente de Frisco, Texas.

"Anika tiene una mente inquisitiva y usó su curiosidad para hacer preguntas sobre una vacuna contra el covid-19", aseguró.

A la cadena de noticias estadounidense resaltó que "su trabajo fue exhaustivo y examinó numerosas bases de datos, pero también desarrolló una comprensión del proceso de innovación... Su voluntad de usar su tiempo y talento para ayudar a hacer del mundo un lugar mejor nos da esperanza".

Para Anika es una "locura pensar" que la pandemia sea una realidad, "después de pasar tanto tiempo investigando sobre pandemias, virus y descubrimiento de fármacos".

Como todos, la joven científica desea conseguir una cura temprana, aunque admitió que "mi esfuerzo por encontrar un compuesto principal que se una a la proteína de pico del virus SARS-CoV-2 este verano puede parecer una gota en el océano, pero se suma a todos".