Abejas mató a 63 pingüinos en peligro de extinción

Un enjambre de abejas mató a decenas de pingüinos africanos en peligro de extinción en Sudáfrica. Los 63 pingüinos fueron encontrados muertos el viernes en una colonia de Simonstown, cerca de Ciudad del Cabo, según los Parques Nacionales de Sudáfrica (SANParks).

"Las muertes ocurrieron entre el jueves por la tarde y el viernes por la mañana", y los expertos comenzaron a investigar la causa de la muerte, según un comunicado.

"Todos los pingüinos tenían múltiples picaduras de abeja, y se encontraron muchas abejas muertas en el lugar", añadió.

La investigación preliminar indica que los pingüinos murieron por las picaduras de las abejas del Cabo, dijo SANParks. Todavía se están analizando muestras para descartar otras posibles causas.

El veterinario David Roberts, de SANCCOB, dijo el domingo a la agencia de noticias AFP que se habían encontrado picaduras de abeja alrededor de los ojos de los pingüinos.

"Se trata de un suceso muy raro. No esperamos que ocurra a menudo, es una casualidad", dijo Roberts a la AFP.

Los pingüinos africanos son nativos de las costas de Sudáfrica y Namibia.

Son una de las especies de pingüinos más pequeñas, conocidos por tener marcas irregulares y fuertes voces.

Además, la especie está en peligro de extinción, ya que pasó de población de más de un millón de ejemplares a principios del siglo XX a solo 55.000 en 2010.