Madre de 4 niños muere de cáncer tras recibir diagnóstico errado de menopausia precoz | TC Televisión

Madre de 4 niños muere de cáncer tras recibir diagnóstico errado de menopausia precoz

Una madre, de 27 años, cuyo caso dio la vuelta al mundo por haber sido erróneamente diagnosticada perdió la batalla contra el cáncer. La británica Lizzy Evans cumplió un duro tratamiento contra un cáncer de cuello uterino poco después de dar a luz.

En ese momento sentía fuertes dolores musculares, pero los síntomas fueron confundidos con secuelas del tratamiento, algo así como una menopausia precoz, recuerda el Daily Mail.

"Estaba embarazada de mi hija menor cuando comencé a sangrar mucho. Iba y venía del hospital y cuando revisaron mi cuello uterino, dijeron que se veía anormal. Con una biopsia me diagnosticaron cáncer de cuello uterino”, dijo Evans meses atrás a un diario local.

"Tuve que tener a mi hija por cesárea un poco menos de ocho semanas antes para poder comenzar el tratamiento. Hasta donde yo sabía, el tratamiento salió bien porque obtuve el visto bueno el 6 de mayo de 2020”, agregó.

Aunque había quedado el compromiso de ser monitoreada regularmente, la pandemia trastocó sus controles médicos. El tratamiento que había cumplido no frenó la agresividad de su enfermedad y empezó a manifestar dolores en hombros, espalda, costillas y cuello.

Para esos dolores recibió indicaciones de analgésicos, pero no se profundizó en lo que podía originar el malestar hasta que ya era evidente el avance del cáncer, detalla el diario The Sun.

La enfermedad se había extendido a los pulmones, cerebro y columna vertebral en etapa terminal. El pronóstico no podía ser peor.

"Descubrir que tenía cáncer en primer lugar fue un shock masivo”, dijo la mujer, quien a pesar de sus dolores tenía fe en que el cáncer ya se había alejado de su vida.

Lizzy asumió su realidad dejando varios asuntos arreglados. Se casó con su novio, organizó su propio funeral y habló a los medios para crear conciencia sobre el diagnóstico a tiempo.

Falleció el 31 de marzo. Dejó cuatro niños de nueve, ocho, dos y un año a cargo de su esposo Joshua Evans. Chrissy Davies, su madre, la recuerda como "una persona de buen corazón, muy cariñosa y solidaria".

Lo más reciente