Quedan menos de dos meses para el comienzo del Mundial de Rusia 2018 y en Brasil la única preocupación es el estado de salud de Neymar. El delantero sufrió una fisura en el quinto metatarsiano durante el partido que el París Saint-Germain (PSG) venció 3-0 al Olympique de Marsella por la Ligue 1 el 25 de febrero.

 

Desde entonces, el brasileño se ha alejado del campo de juego y aún no comenzó a entrenar, por lo que el planeta futbolístico se pregunta si llegará en condiciones para el debut ante Suiza, el 17 de junio.

 

En un acto en San Pablo, Neymar habló sobre su situación y llevó tranquilidad: "No tengo una agenda concreta, depende de la evolución, de los próximos exámenes que haga, perouna fecha aproximada para que los médicos me den el alta es el 17 de mayo".

 

"Vamos a tener tiempo suficiente para llegar bien a la Copa y prepararme. Es malo lesionarse, pero estoy más descansado, ese es el lado bueno. Y voy a tener tiempo suficiente para prepararme", detalló.

 

Brasil debutará ante Suiza en el estadio Rostov Arena el 17 de junio, luego se medirá ante Costa Rica en San Petersburgo y cerrará la fase de grupos frente a Serbia en el estadio del Spartak de Moscú.

 

Fuente: AFP