Bayern Munich

Pocos eran los que esperaban que la Roma y el Liverpool fueran capaces de dar la sorpresa en Champions, ahora emparejados en las semifinales de la competición tras eliminar al Barça y al City, respectivamente. El otro cruce, entre el Real Madrid y el Bayern, enfrenta probablemente a los dos grandes candidatos al título: “Espero que pase el Bayern”, deseó Guardiola, descartada la candidatura de su equipo: “Que tengan la suerte que se merecen y que lleguen a la final”, añadió.

 

La resaca de la eliminación del City aún perdura en Manchester, aunque Pep no tuvo demasiados reproches a su equipo. A la actuación de Mateu Lahoz, en cambio, sí: “Aún se discute si era o no penalti la acción que clasificó al Madrid. En esta competición las decisiones arbitrales y pequeños detalles condicionan”, insistió el técnico de Santpedor, que no renunció a volverlo a intentar: “El año que viene volveremos”.

 

Sobre la expulsión, Guardiola sigue sin entender lo que ocurrió: “Me dijo que podía protestar en el vestuario pero no sobre el terreno de juego. Si esa diferencia es suficiente, de acuerdo”, dijo algo resignado, además de criticar el comportamiento que tienen a veces algunos árbitros: “En algunas ocasiones tampoco tratan a los chicos de la mejor forma”, aunque zanjó la polémica justificando su temperamento: “Soy como soy y el club merecía que les defendiera, pero evidentemente hubiera sido mejor para mis jugadores tenerme en el área técnica que en el palco”.

 

Tras quedar apeados de la Champions, ahora el City tiene la obligación de sentenciar la Premier: “Nos tenemos que levantar porque tenemos la posibilidad de ganar la liga, que es el título más importante de la temporada”, subrayó Guardiola. Cinco puntos necesitan para cantar el alirón: “Si ganamos al Tottenham será más fácil ganar al Swansea”, apuntó el preparador del cuadro celeste, que explicó que no podrá contar con alguno de sus pupilos: “Agüero está lesionado. No está listo. Pagó el esfuerzo del derbi y de los minutos ante el Liverpool. Tampoco Fernandinho, sancionado, ni Mendy”.

 

Tres derrotas consecutivas han enrarecido el ambiente en la entidad, atípico en un equipo que llegó a ganar dieciocho partidos del tirón: “Somos los mismos. Juzgo las intenciones más allá de los resultados y tanto en el derbi como en la vuelta frente al Liverpool jugamos muy bien”, opinó Guardiola, que insiste en asegurar que seguirá apoyando a su equipo a pesar de la desilusión que supuso quedar fuera de Europa. Máxime en Wembley, lugar de buenos recuerdos para el catalán, aunque el Tottenham le ha puesto en problemas en más de una ocasión “Son fantásticos. Buena salida, talento descomunal, profundidad, un gran goleador y algunas temporadas muy buenas. Es un equipo bonito de ver y complicado de jugar como rival”, analizó Guardiola, que quiere volver a la senda del triunfo para revitalizar al City. Están a cinco puntos de celebrar la Premier.

 

Fuente: Mundo Deportivo